FELGTB incide en la importancia de los testigos para combatir el acoso escolar por LGTBIfobia con una nueva campaña

FELGTB presenta “El colegio de los colores infinitos”, un nuevo recursos para combatir el bullying

FELGTB presenta “El colegio de los colores infinitos” un nuevo recurso para combatir el bullying contra el alumnado LGTBI.  Se trata de una nueva campaña, dirigida a familias y al profesorado, que la Federación Estatal de Lesbianas, Gais, Trans y Bisexuales lanza  para educar en diversidad con motivo de la vuelta al cole.

La pieza es un corto audiovisual de animación que explica el concepto de expresión de género y la importancia de los testigos para erradicar el acoso en el ámbito escolar. Según explica José Luís Ferrándiz, coordinador de Educación de FELGTB, “en muchas ocasiones, las agresiones se producen contra el alumnado no por ser miembros del colectivo LGTBI, sino porque presentan características físicas o un comportamiento diferente al socialmente asociado a su género”.

“A una niña de siete años, por ejemplo, no se la agrede porque sea lesbiana, se la agrede por llevar el pelo corto y jugar al fútbol. Probablemente, la menor ni siquiera habrá descubierto su orientación sexual ”, aclara. “Así, cuando hablamos de educación en diversidad LGTBI en edades tempranas, hablamos de formar a los menores en valores como el respeto y la diversidad”, asegura Ferrándiz.

El coordinador explica que, “además de la iniciativa actual, en FELGTB ponemos a disposición de familias y docentes otros recursos gratuitos para trabajar la diversidad. Así, ofrecemos todo tipo de materiales divulgativos a través de  la web stopacosoescolar y de nuestro proyecto Escuelas Seguras,”.

“El profesorado y el resto del alumnado no deben normalizar este tipo de comportamientos”

Con la campaña “El colegio de los colores infinitos”,  financiada gracias a la colaboración de Microsoft, la Federación hace especial hincapié en que no se deben obviar este tipo de situaciones cuando se presencian. “El profesorado y el resto del alumnado no deben normalizar este tipo de comportamientos ni en las aulas, ni en las redes sociales. En muchos casos, el acoso no termina cuando el menor sale de clase, sino que continúa a través de otros canales de socialización”, explica el coordinador.

Tal y como relata el coordinador de Educación de FELGTB, “para frenar este tipo de violencia es fundamental que la persona acosada sienta que puede respaldarse en el resto de personas con las que convive. Debe percibir que el resto del alumnado no tolera ni comparte los insultos ni otras agresiones. Por eso, es fundamental que quienes las presencien manifiesten explícitamente su rechazo y su apoyo a la víctima. La persona agredida siempre interpretará el silencio de los testigos como aceptación”.

Asimismo, Ferrándiz insiste en que es muy importante que el profesorado actúe y no lo considere “cosas de niños. “Además, es fundamental que el acoso por LGTBIfobia cuente con protocolos específicos de actuación en los centros educativos. Y es que,  si el menor proviene de una familia manifiestamente LGTBIfóbica, puede temer revelar la situación en casa. Hacerlo solo puede contribuir a agravar el problema”, asegura.

Legislación estatal como solución contra el acoso escolar

Según FELGTB, la LGTBIfobia sigue siendo el primer motivo de acoso en las escuelas españolas. Además, según un estudio de la propia entidad, casi el 60% de las personas trans de entre 16 y 24 años sufrió transfobia en el ámbito escolar. Por estos motivos,  Ferrándiz reivindica la aprobación urgente de una legislación estatal que garantice la seguridad del alumnado. “Debemos blindar la educación en diversidad LGTBI y establecer por ley protocolos específicos y unificados en todo el territorio estatal. La legislación es la única herramienta para combatir el acoso escolar de manera efectiva”.

“Actualmente, los derechos de los menores en el ámbito escolar dependen de la comunidad autónoma en la que residan”, recuerda Ferrándiz. Aún hay cinco comunidades autónomas en las que el alumnado LGTBI no tiene sus derechos garantizados a través de una legislación autonómica o estatal. Estas son Asturias, Cantabria, Castilla y León, Castilla La Mancha y La Rioja, además de las ciudades autónomas de Ceuta y Melilla”

Nota de prensa. Campaña contra el acoso escolar

Navarra, Comunidad Valenciana y Aragón, comunidades con mejores medidas para garantizar los derechos de la infancia y juventud trans en las aulas

La Federación Estatal de Lesbianas,  Gais, Trans y Bisexuales (FELGTB) ha presentado este lunes un informe que compara las medidas recogidas por las distintas legislaciones autonómicas para garantizar los derechos humanos de la infancia y juventud trans en el entorno educativo. Así, según esta investigación, Navarra, Comunidad Valenciana y Aragón son las comunidades que cuentan con mejores medidas para garantizar los derechos de la infancia y juventud trans en las aulas. Sin embargo, en Cantabria, Castilla-La Mancha, Castilla y León, La Rioja, Principado de Asturias y Ceuta y  Melilla, los menores trans no tienen ningún tipo de protección establecida por ley al no existir legislación estatal, ni autonómica, que los ampare.

Tal y como ha explicado el coordinador de educación de FELGTB, José Luís Ferrándiz, “esta investigación no analiza el grado de implementación de las medidas sino su vigencia, de hecho, tras Navarra, Comunidad Valenciana y Aragón, otras comunidades como Madrid y Murcia, tienen una legislación más completa, pero es de sobra conocido el intento de imponer el veto parental en los centros educativos que vulnera los derechos básicos del alumnado LGTBI.”

Y es que, tal y como ha asegurado “a falta de una legislación estatal que unifique criterios, la implementación de estas leyes en cada comunidad depende de la especificidad de cada región en relación a los fondos públicos disponibles, los intereses políticos de la legislatura actual, la ausencia de un mecanismo administrativo social concreto que permita analizar el estado actual de implementación de cada ley, así como de otras dificultades”.

En este sentido, Niurka Gibaja, ha incidido en que es necesaria una legislación estatal “que clarifique, complete, complemente y dé respuesta a cuestiones fundamentales que son competencia exclusiva estatal”. “Este informe pone de manifiesto que España ya dispone de un cuerpo legal abundante que va a creciendo cada año, pero se trata de normativas desiguales, que generan diferencias entre comunidades, están incompletas, no están implementadas y son muy desconocidas.

Además, es imperativa una legislación estatal que reconozca el derecho de autodeterminación en todo el territorio estatal pues tenemos cinco comunidades autónomas, con 6 millones de personas, donde las personas trans siguen sin derechos y sin ningún tipo de legislación que las proteja”, ha reivindicado.  Asimismo, ha aclarado que “aunque 11 comunidades autónomas ya reconocen este derecho, para determinar la efectividad de las medidas establecidas por las leyes con respecto al colectivo LGTBI y, en especial, a las personas trans, es fundamental que dichas leyes cuenten con un régimen sancionador y, por ejemplo, ni Canarias, ni Galicia, ni País Vasco, lo han incluido en sus legislaciones”.

Medidas imprescindibles para garantizar los derechos del alumnado trans

En relación a las medidas que deben adoptarse para garantizar los derechos humanos del alumnado trans, Ferrándiz ha insistido en la necesidad de implementar estrategias de intervención que impliquen una acción coordinada entre las familias, los equipos directivos, los Servicios Sociales y el Tercer Sector. Además, ha evidenciado la importancia de contar con herramientas y recursos de apoyo y solicita un mayor esfuerzo por parte de las Administraciones “para ofrecer formación a través de las AMPAs y espacios de educación no reglada y crear y distribuir de materiales pedagógicos específicos y de apoyo”.

Igualmente, ha considerado fundamental que se ofrezca una correcta información y formación a las familias, los equipos docentes y directivos, así como a los profesionales de los servicios sociales”, ha reclamado. Además, ha reivindicado la importancia de blindar la educación en diversidad afectivo-sexual, familiar y de género y ha exigido que la diversidad LGTBI se incluya de manera transversal en el resto de materias como medida fundamental para combatir el acoso escolar.

Por último, Ferrándiz, ha recordado que para garantizar la seguridad y el correcto acompañamiento de la infancia y juventud trans en el entorno educativo son fundamentales las alianzas entre la Administración y el Tercer Sector puesto que las entidades sociales juegan  un rol fundamental a la hora de aportar recursos a los centros educativos: información y difusión, desarrollo de contenidos, sensibilización en los centros, diseño de propuestas de mejora incorporando su conocimiento e interacción con distintos agentes institucionales, etc.

VER INFORME

El acoso escolar por LGTBIfobia se sigue produciendo durante el confinamiento a través de las redes sociales

Así lo asegura la Federación Estatal de Lesbianas, Gais, Trans y Bisexuales con motivo del Día Mundial Contra el Acoso Escolar que se conmemora este sábado, 2 de mayo.

La Federación Estatal de Lesbianas, Gais, Trans y Bisexuales (FELGTB) alerta de que las situaciones de acoso por LGTBIfobia se siguen produciendo pese al confinamiento a través de las redes sociales. Así lo asegura con motivo del Día Mundial Contra el Acoso Escolar que se conmemora este sábado, 2 de mayo.

En este sentido, el coordinador del grupo de Educación de FELGTB, José Luis Ferrándiz, explica que, “el acosador que antes estaba en el patio del colegio está ahora en Instagram”. “El ciberacoso es una realidad en el día a día de parte de la juventud LGTBI, cuya única ventana al mundo exterior durante este estado de alarma son, precisamente, los canales desde donde recibe la violencia”, asegura. 

No disponemos de cifras sobre el ciberacoso a adolescentes, pero FELGTB ha participado en la elaboración de una encuesta entre la población LGTBI de varios países de la Unión Europea y sus resultados reflejan que el 66% de las personas participantes ha sufrido algún tipo de agresión LGTBIfóbica a través de las redes en los últimos 5 años, lo que nos permite hacernos una idea de lo habitual que es este tipo de violencia en el mundo virtual”, declara.

Sin embargo, incide en que “no debemos demonizar las redes sociales que son unos buenísimos agentes socializadores, pero es imprescindible que tanto el profesorado, como las familias y el resto del alumnado estén alerta para prevenir, detectar y denunciar este tipo de comportamientos violentos”. “No debemos normalizar estas agresiones. Hay que actuar en cuanto se producen porque si no, el acoso se irá viralizando y crecerá exponencialmente”, declara.

Ferrándiz también recuerda que el acoso escolar y/o el ciberbullying son delitos de odio y se pueden denunciar ateniéndonos al Código Penal y a diferentes legislaciones autonómicas LGTBI.  En este sentido, invita a las familias, al profesorado o a los representantes legales de los menores que estén sufriendo ciberacoso a que denuncien estos hechos ante la Fiscalía de Menores, la Policía Nacional, la Guardia Civil o el GRUME (Grupo de Menores de las Brigadas Provinciales de la Policía Judicial).

Se puede llamar a las fuerzas de seguridad aunque no se esté seguro de estar sufriendo un delito de odio y si se prefiere, se puede contactar con FELGTB a través de la línea arcoíris (91 360 46 05 en horario de lunes a viernes de 8:00 a 15:00 horas o del correo electrónico info@felgtb.org) o con cualquier entidad LGTBI que opere en la ciudad en la que se vive para recibir asesoramiento sobre los pasos a seguir”, concluye.

La importancia de trabajar la diversidad LGTBI también durante el confinamiento

El coordinador del grupo de Educación de FELGTB recuerda que “además, es importante que el profesorado siga trabajando esta materia para prevenir tanto casos de ciberacoso, como futuros casos de violencia en las aulas”. En este sentido, aclara que no se trata de sobrecargar con más contenidos al profesorado que “ya está asumiendo verdaderos retos para seguir impartiendo clases pese al estado de alarma”, sino de facilitarle ideas y recursos para trabajar la diversidad de manera transversal. “A veces, es tan sencillo como incluir a una familia con dos madres en lugar de una familia con padre y madre en un problema de Matemáticas”, asegura.

Por su parte, el Director del Servicio Integral de Atención a la Población LGTBI, sus familiares y entorno de Aragón, Alejandro Sierra, recuerda que “organizaciones como SOMOS siguen trabajando con centros educativos, alumnado y familias durante el confinamiento, a través del servicio de consultas telefónicas y online a través de nuestra página web, pero también implicando otros programas y servicios que hemos adecuado al contexto de la COVID-19“.

Así, para ayudar a familias y docentes a trabajar la diversidad afectivo-sexual, familiar y de género en casa, FELGTB pone a su disposición la web www.stopacosoescolarlgtb.com, en la que se pueden encontrar distintos materiales educativos, adaptados a distintas edades y en formato audiovisual.

Además, los miembros del profesorado interesados en recibir más orientación y recursos en este sentido pueden entrar a formar parte del proyecto Red Educa de FELGTB o del proyecto Red de Escuelas Seguras, iniciativa que lidera los esfuerzos frente al bullying en los centros educativos a través de una alianza entre estudiantes, profesionales sociales, profesorado y familias, entre otros, y que en Aragón únicamente participa SOMOS.

Para más información: educacion.somos@felgtb.org.