Las mujeres trans obtienen tasas de eficacia del tratamiento del VIH similares a las del resto de personas infectadas

Sin embargo, diferentes factores biológicos, sociales y estructurales dificultan el acceso de las personas trans a la atención del VIH

Fuente de la noticia: gTt-VIH. La noticia del día 21/05/2019.

Las mujeres trans con el VIH que reciben tratamiento antirretroviral logran tasas de supresión virológica comparables a las de las mujeres y hombres cis de edad y etnia similar. Sin embargo, existen retos importantes para que dichas mujeres tengan las tasas de retención en el seguimiento del VIH equiparables a las del resto de personas con el VIH. Éstas son las principales conclusiones de un estudio publicado recientemente en la revista Clinical Infectious Diseases.

Un amplio abanico de factores y determinantes biológicos, sociales y estructurales hacen a las personas trans más susceptibles a la infección por el VIH o menos propensas a utilizar los métodos preventivos y acceder a la atención y al tratamiento en el caso de infectarse. Entre los factores sociales y estructurales se incluyen el estigma, el miedo de revelar el estado serológico, la pobreza, la falta de oportunidades laborales –que conduce a muchas mujeres trans a dedicarse al trabajo sexual–, la falta de hogar o de una vivienda estable, la violencia, los obstáculos para acceder a la atención sanitaria, el uso de sustancias o los problemas de salud mental, como la depresión.

Estudios anteriores sugerían que las mujeres trans con el VIH tenían menos probabilidades de alcanzar la supresión de la carga viral que las mujeres y los hombres cis. Sin embargo, estos estudios presentaban algunas limitaciones como el pequeño tamaño de las muestras analizadas.

Con el fin de arrojar un poco más de luz a esta cuestión, investigadores de EEUU y Canadá analizaron los resultados anuales de atención del VIH por género desde enero del año 2001 hasta diciembre de 2015. Para ello contaron con los datos de la Red Norteamericana de Cohortes Transgénero (NA-TRACC, por sus siglas en inglés), que agrupa los datos de 15 cohortes clínicas.

La población de estudio incluyó a 396 mujeres trans, 14.094 mujeres cis y 101.667 hombres cis mayores de 18 años.

Los investigadores observaron que las mujeres trans tenían una probabilidad de ser retenidas en la atención del VIH a lo largo del tiempo inferior a la observada en mujeres y hombres cis . Sin embargo, aquellas que se mantuvieron en la atención obtuvieron tasas de supresión virológica similares a las de las mujeres cis.

Tanto las mujeres trans como las mujeres cis tuvieron porcentajes similares de supresión virológica a lo largo del tiempo, siendo del 36% y el 35%, respectivamente, en 2001 y del 80% y el 83%, respectivamente, en 2015 . Sin embargo, estos porcentajes fueron inferiores, aunque de forma no estadísticamente significativa, a los de los hombres cis (del 41% en 2001 y el 87% en 2015).

Los investigadores del presente estudio ponen de manifiesto la necesidad de mejorar las formas de involucrar a las mujeres trans en la atención del VIH. Un ejemplo de ello sería el de Cataluña (España), donde existe el programa Protegersex de la entidad Stop Sida, dirigido exclusivamente a los hombres y mujeres trans que ejercen el trabajo sexual, está demostrando ser un ejemplo de buena praxis para vincular a las mujeres trans con el VIH a la atención.

SOMOS llama a la ciudadanía a concentrarse con motivo del día contra la LGTBIfobia reclamando un voto “rosa”.

  • La ONG activista advierte de que las leyes aragonesas aprobadas en 2018 son fundamentales para garantizar la igualdad legal del colectivo pero ponerlas en marcha se hace imprescindible para lograr una igualdad real.

Hace hoy 29 años, la Organización Mundial de la Salud despatologizó la homosexualidad como enfermedad mental y desde ese día se conmemora en todo el mundo el día contra la homofobia, la bifobia y la transfobia. Pese a ello, la OMS sigue considerando a las personas transexuales “incongruentes de género”, consideración que Aragón ha suprimido en su legislación a través de la aprobación en 2018 de las leyes 4/2018 y 18/2018 impulsadas por algunos colectivos LGTBI aragoneses y por el actual Gobierno de Aragón.

En la actualidad, la homosexualidad, bisexualidad y transexualidad están castigadas penalmente en 75 países y ser LGTBI está castigado con la pena de muerte en 8 (Sudán, Sudán del Sur, Somalia, Irán, Mauritania, Arabia Saudí, Yemen y algunos estados de Nigeria).

Alejandro Sierra, el Director del Servicio Integral de Atención a la población LGTBI, sus familiares y entorno de Aragón, servicio ofrecido por la ONG activista SOMOS, advierte de que “las leyes aprobadas en 2018 son fundamentales para garantizar la igualdad legal del colectivo pero implementarlas se hace imprescindible para lograr la igualdad real”.

Hace apenas unas semanas la sociedad española acaba de pasar por unas elecciones generales en las cuales se ha conseguido frenar el voto del odio dirigido hacia las personas LGTBI, pero no sólo contra el colectivo de la diversidad sexual, familiar y de género sino también hacia las mujeres, las personas migrantes o las personas solicitantes de asilo, aseguran desde la organización.

“Pero ese voto resistente al odio no puede relajarse, pues dentro de poco asistiremos a unas elecciones fundamentales en las cuales nos jugamos blindar los derechos humanos LGTBI aprobados en la legislatura anterior”, asegura el portavoz de SOMOS. En esta misma línea, Sierra continúa afirmando que “SOMOS hace un llamamiento para seguir en guardia y no dormirse porque es necesario construir un horizonte en el que ninguna persona pueda ser discriminada ni por su orientación sexual ni por su identidad o expresión de género o por su pertenencia a un grupo familiar disidente y por ello, es imprescindible poner en marcha las leyes aprobadas en 2018 en nuestra Comunidad Autónoma”.

El Presidente de SOMOS, Juan Diego Ramos, comunica que “hemos convocado una concentración el viernes 17 de mayo, a las 19:00 h. en la Plaza de España de Zaragoza con motivo de día contra la LGTBIfobia, en la que, además de visibilizar al colectivo LGTBI, animaremos al voto rosa en Aragón”.

En un año 2019, declarado por la Federación Estatal de Lesbianas, Gais, Trans y Bisexuales (FELGTB) como de Mayores Sin Armarios: ¡Historia, Lucha y Memoria!, Ramos reitera “la importancia de que los partidos políticos que verdaderamente trabajan en pro de los derechos humanos, los agentes sociales, las entidades ciudadanas y la ciudadanía en conjuntos visibilicen que no olvidamos quiénes son los intolerantes”.

España deja de estar entre los 10 países de Europa más respetuosos con el colectivo LGTBI. El 17 de mayo concéntrate y visibilízate #NiUnPasoAtrás

España Desciende de la posición número 9 a la 11 en solo un año en el ránking de países que garantizan los derechos de las personas LGTBI en Europa de ILGA Europa

La Federación Estatal de Lesbianas, Gais, Trans y Bisexuales (FELGTB) denuncia que España deja de estar entre los 10 países europeos más respetuosos con los derechos del colectivo LGTBI al haber caído hasta la posición número 11 en el último informe anual sobre la situación de los derechos de las personas LGTBI en Europa elaborado por ILGA Europa, entidad internacional referente en materia de derechos LGTBI.

Uge Sangil, presidenta de FELGTB, entidad miembro de ILGA Europa, explica, además, que se trata de “una caída en picado”, ya que es la posición más baja que ocupa España desde que en 2010 se empezó a elaborar esta clasificación. “España llegó a posicionarse en 2011 como segundo país europeo donde más reconocidos estaban los derechos del colectivo LGTBI. Desde entonces, ha ido descendiendo progresivamente hasta quedarse fuera de los 10 primeros puestos, lo que nos sitúa en una situación verdaderamente preocupante”, advierte, Sangil.

Este descenso, según apunta ILGA Europa en su informe publicado con motivo del Día Internacional contra la LGTBIfobia (17 de mayo), se debe a la falta de una legislación que garantice los derechos de las personas LGTBI en todo el territorio estatal. Y es que, tal y como ha recogido esta organización internacional, algunos aspectos fundamentales como la prohibición de las terapias de reconversión, la creación de políticas para el fomento del empleo de las personas trans o el establecimiento de medidas para erradicar la discriminación contra el colectivo en los ámbitos sanitarios o educativos sólo están aprobados en determinadas autonomías.

ILGA Europa también señala como causa del descenso la falta de reconocimiento del derecho a la autodeterminación del género que existe en España, ya que, en la actualidad, las personas trans aún tienen que ser diagnosticadas de “disforia de género” para hacer que sus documentos oficiales coincidan con su identidad y solo pueden hacerlo tras dos años de tratamiento hormonal y si son de nacionalidad española y mayores de edad.  

La presidenta de FELGTB, Uge Sangil, alerta de que esto es un claro signo del estancamiento en materia de reconocimiento de derechos humanos que está sufriendo España en los últimos años. “Vivimos en un país que fue pionero en el avance hacia la igualdad de derechos con la aprobación del matrimonio igualitario y de la Ley 2007 que permite el cambio registral de nombre y género sin necesidad de procedimientos judiciales, ni de cirugías, pero que, desde entonces, ha visto una clara paralización en cuanto a la aprobación de medidas estatales para garantizar la igualdad real del colectivo”, asegura Sangil.

Malta, Bélgica, Luxemburgo, Finlandia, Dinamarca, Noruega, Portugal, Reino Unido, Francia y Suecia ya tienen mejores legislaciones en materia LGTBI que España. Es solo cuestión de voluntad política, por lo que exigimos al nuevo gobierno que asuma sus compromisos y apruebe de una vez por todas la Ley de Igualdad LGTBI, así como la modificación de la Ley 3/2007”, asevera la presidenta.

Sin embargo, aunque FELGTB reclama al ejecutivo que apruebe la ley estatal con carácter prioritario, la presidenta Sangil recuerda a los ciudadanos que “mientras no la tengamos aprobada, el reconocimiento de los derechos del colectivo sigue dependiendo de las normativas autonómicas”. Por este motivo, anima a la población a votar en favor de la igualdad social el próximo 26 de mayo para no dar ni un paso atrás.

El próximo viernes, 17 de mayo, día internacional contra la LGTBIfobia, SOMOS ha convocado en la zaragozana Plaza de España, a las 19:00 h. una concentración bajo el lema #NiUnPasoAtrás para visibilizar el rechazo a los discursos de odio y apoyar a aquellas personas que por su situación personal, social y cultural no pueden manifestarse como son.