En el día mundial contra la hepatitis vente a SOMOS y #HazteLaPruebaVHC

Desde SOMOS, te proponemos acudir a nuestra sede, el Punto Vihsible (C/San Pablo, 131, local izquierdo, 50003, Zaragoza) y realizarte una prueba rápida, confidencial, gratuita, cercana y de igual a igual a través de nuestro técnico de salud, al cual, puedes solicitar también la realización de una prueba de VIH y otra de Sífilis.

SOMOS exige a las autoridades públicas mayor compromiso en la prevención, detección e intervención de incidentes de odio LGTBIfóbico

  • La profesionalización de los servicios de atención a víctimas debe estar garantizado mediante la capacitación no sólo en el acompañamiento sino también en la prestación del propio servicio.
  • Atentar directamente contra los principios básicos de la convivencia preocupa a la ONG activista, que considera se está banalizando el concepto por parte de muchos sectores políticos retrógrados que buscan precisamente que el concepto se vuelva opaco.

La Asociación SOMOS LGTB+ de Aragón, ONG activista de igual a igual, lleva más de 10 años trabajando en la prevención, detección e intervención de incidentes de odio y de discriminación LGTBIfóbica así como reclamando la necesidad de mejorar los mecanismos de denuncia de las víctimas de delitos de odio y la puesta en marcha de paquetes legislativos que blinden por ley la garantía de una igualdad legal y real al colectivo LGTBI.

Alejandro Sierra, responsable del Servicio Lambda de SOMOS, de apoyo, asesoramiento y orientación profesionalizada a víctimas, familiares y testigos de incidentes de odio, resalta que “la profesionalización del servicio que ofrecemos” porque “ante incidentes y delitos de odio, no vale la buena voluntad ni las meras intenciones de ayudar, se debe estar capacitada no sólo en el acompañamiento sino también en la prestación de un servicio”.

La importancia de los delitos de odio a personas LGTBI no viene dada solamente por lo que viven las víctimas, sino que se atenta directamente contra los principios básicos de la convivencia y son necesarias medidas legales para combatirlos, por ello, asegura Sierra, “nos preocupa la alarmante normalización de los delitos de odio que se están produciendo y la banalización del concepto por parte de muchos sectores políticos retrógrados que buscan precisamente que el concepto se vuelva opaco”.

Los delitos de odio son aquellas violencias cometidas contra una persona o contra sus propiedades por el hecho de su pertenencia real o percibida a un colectivo o grupo vulnerable, como pueden ser las personas LGTBI. La motivación de estas agresiones es el odio hacia este colectivo y pretende mandar un mensaje a toda esa comunidad: que ni somos iguales al resto, ni tenemos los mismos derechos.

“Se puede sufrir un incidente o delito de odio por LGTBIfobia sin conocer al agresor e incluso sin ser LGTBI. Basta con que el agresor, te asocie por lo que sea con ese colectivo” continúa diciendo el responsable técnico.  

La importancia de la denuncia en la policía o en el juzgado

Desde SOMOS insisten, en el día dedicado a las víctimas de delitos de odio, que lo importante cuando sucede un hecho es que éste se denuncie en comisaría o en el juzgado porque la infradenuncia es elevadísima.

Tras sufrir una agresión o un incidente violento se recomienda llamar desde el lugar de los hechos al 112 (Emergencias), al 091 (Policía Nacional), o al 062 (Guardia Civil) o solicitar los datos a los posibles testigos para facilitarles posteriormente si se decide denunciar desde otro sitio o en una comisaría.

Dicho esto, la ONG activista es consciente de que en muchas ocasiones no siempre se acoge bien a las víctimas por LGTBIfobia a la hora de denunciar, por lo que animan a víctimas y testigos a que antes hablen con SOMOS para que puedan asesorarlas y acompañarlas.

Alberto Barquero, Secretario de Organización de SOMOS, asegura que “el asesinato de Samuel hace pocos días, la violencia cada vez más brutal y visible, la impunidad con la que algunos políticos intolerantes hablan y el envalentonamiento de las personas LGTBIfóbicas han hecho que las personas d ela diversidad sexual y de género estemos ya muy hastiadas de esta situación; no se puede permitir que año tras año las cifras de delitos de odio LGTBIfóbicos suban y suban en datos”.

FELGTB exige que las personas no binarias puedan ver reconocida su identidad en su documentación oficial

Reivindica que el anteproyecto de Ley Trans, presentado por el Consejo de Ministros y Ministras, les garantice el acceso al cambio registral de género en igualdad de condiciones al resto de personas trans

Con motivo del Día Internacional de la Visibilidad No Binaria, que se conmemora este miércoles, 14 de julio, la Federación Estatal de Lesbianas, Gais, Trans y Bisexuales (FELGTB) reivindica que las personas no binarias puedan ver reconocida su identidad en su documentación oficial a través de una tercera casilla que refleje el género no binario. Así, exige que la futura Ley Trans garantice, tras su aprobación, que estas personas puedan acceder al cambio registral en igualdad de condiciones al resto de la población trans.

Aarón Rodríguez, portavoz del Grupo Trans de FELGTB, explica que las personas no binarias son personas que se sitúan fuera de la dicotomía hombre-mujer. “Queremos poder explorar nuestra identidad más allá de las barreras sociales que se nos imponen y que nos impiden desarrollarnos de forma plena”, defiende. “No somos un invento de los jóvenes o un colectivo que no sabe ya qué más inventar. Somos personas que simplemente no encajamos en la norma. Hoy alzamos la voz para reclamar nuestra existencia y que la sociedad de la que formamos parte nos reconozca, como lo hace con el resto de identidades y como lo hacen ya nueve países”, reivindica.

Y es que, tal y como explica, actualmente, Australia, Brasil, Canadá, Dinamarca, Argentina, Malta, Pakistán, Alemania y el estado de California de EEUU ofrecen ya desde hace años una tercera opción del género para las personas no binarias. “No exigimos este reconocimiento por capricho, lo hacemos por nuestra salud física y mental”, alerta. 

Asimismo, recuerda que tanto la ONU, como la Unión Europea, a través de su Estrategia para la Igualdad de las Personas LGTBI 2020-2025, defienden que los Estados deben garantizar el derecho de las personas no binarias a ver reconocida su identidad.  Además, la Comisión Europea ha invitado a los Estados miembros a poner en marcha “legislaciones y procedimientos accesibles para el reconocimiento legal del género de las personas trans y las no binarias”.  

Según informa Rodríguez, la falta de reconocimiento social y legal genera a las personas no binarias situaciones discriminatorias y violentas en su día que redundan en un profundo malestar. “Vemos nuestra propia existencia cuestionada, día tras día, en nuestra familia, en la calle, en las redes sociales y en los medios de comunicación. Ante esta situación, solo podemos adoptar dos posturas: o visibilizarnos y reclamar nuestra existencia, lo que supone estar constantemente reivindicándonos, dando explicaciones y saliendo del armario, porque la sociedad nos lee como hombres o mujeres, o esconder nuestra identidad, con todas las implicaciones negativas que ello conlleva”, explica.

Así, alerta de que las personas no binarias, actualmente, se encuentran en una situación de completo desamparo. “Solo pedimos que la sociedad en la que ya vivimos garantice nuestra igualdad ante la ley. Exigimos que se respete nuestra libertad para ser quienes somos y para expresarnos. No somos personas trans de segunda, tenemos los mismos derechos que el resto y, en consecuencia, reclamamos que también queden asegurados por ley”, reivindica.