Día en memoria del holocausto

El 27 de enero de 1945 se liberó el campo de concentración de Auschwitz. Por esta razón, cada 27 de enero se celebra el #HolocaustMemorialDay. El nazismo fue un régimen criminal basado en el machismo y el odio al diferente.

la sexualidad de las mujeres en los momentos del holocausto “era inexistinte” para el imaginario colectivo, lo que conllevaba que prácticamente no existían las mujeres lesbianas, bisexuales y trans.

En última instancia, las lesbianas no se incluyeron en la legislación y, posteriormente, no fueron blanco de la misma manera que los hombres homosexuales. En Austria, después de Anschluss (la anexión de Austria a la gran Alemania bajo el régimen nazi), un debate similar llevó a la inclusión del lesbianismo en el código penal.

Las lesbianas sufrieron la misma destrucción de redes comunitarias que los hombres homosexuales. No se les permitió jugar ningún papel en la vida pública y, por lo tanto, a menudo experimentaron una doble desventaja económica.

Después de la guerra, los aliados decidieron no eliminar el párrafo 175 modificado por el nazismo. Ni ellos, ni los nuevos estados alemanes, ni Austria reconocerían a los presos homosexuales como víctimas de los nazis, un estado esencial para calificar para las reparaciones. De hecho, muchos hombres homosexuales continuaron cumpliendo sus condenas de prisión

Hacemos historia: ¡Se aprueba la Ley Trans y LGTBI!

Tras años de lucha, esfuerzo y reivindicaciones, por fin celebramos la aprobación definitiva de la Ley Trans y LGTBI. Se trata de una ley histórica, una ley para garantizar derechos, para devolver la dignidad a quienes hemos vivido obligadas a escondernos y hemos sido humilladas y acosadas.

Una legislación que vuelve a colocar a España entre los países a la cabeza de los derechos LGTBI+. Y es que esta ley, está entre las seis o siete más avanzadas en reconocimiento de los derechos trans de adultos y entre las cuatro o cinco más avanzadas en reconocimiento de los derechos de menores. 

Aún así, las personas no binarias, como yo, hemos quedado fuera de esta ley, por lo que desde las entidades seguiremos trabajando por el reconocimiento de nuestras identidades y por el respeto de nuestros derechos.

Este es el primer paso para conseguir la igualdad real y efectiva de las personas trans y LGTBI+

¡Seguiremos luchando para conseguir los derechos que faltan!