La mitad de las personas mayores con el #VIH en España podrían ser “supervivientes a largo plazo” #MayoresSinArmarios,

Fuente de la noticia: Francesc Martínez en gTt- VIH

Estas personas, que se infectaron en los primeros años de epidemia, tendrían una mayor carga de comorbilidades, entre las que destacarían las de tipo psiquiátrico

Un estudio español presentado en el X Taller Internacional sobre VIH y Envejecimiento, celebrado recientemente en Nueva York (EE UU) ha concluido que casi la mitad de las personas mayores con el VIH en España serían personas que han logrado sobrevivir desde los primeros años de epidemia, conocidas como “supervivientes al sida” o “supervivientes a largo plazo” (del vocablo inglés long-term survivors“). Ello conllevaría una mayor carga de comorbilidades, especialmente una mayor prevalencia de patologías psiquiátricas.

Actualmente, a la luz de los datos de diversos estudios, casi la mitad de las personas con el VIH en Europa son mayores de 50 años. Algunos de ellos son “supervivientes a largo plazo” y otros fueron diagnosticados más tarde, en la era de la terapia antirretroviral de gran actividad (TARGA). Las posibles diferencias significativas en términos de salud entre estos dos subgrupos de personas mayores con el VIH llevaron a los autores del presente estudio a investigarlas.

Para ello, diseñaron un estudio de cohorte prospectivo que contó con la participación de personas de la cohorte HIV-FUNCFRAIL, originalmente diseñada para estudiar la fragilidad y desempeño físico de personas con el VIH a partir de los 50 años.

Los resultados de los participantes se estratificaron en función del año de diagnóstico: antes de 1996, 1997-2000 y después del año 2000. Los datos registrados en el estudio fueron de tipo sociodemográfico, comorbilidades, parámetros relacionados con la infección por el VIH, fragilidad, desempeño físico funcional y riesgo de muerte por cualquier causa a los 5 años (utilizando el índice VACS).

Un total de 540 personas con el VIH con edades a partir de los 50 años participaron en el estudio. De ellas, el 50,3% eran supervivientes a largo plazo. El 15% del total eran mayores de 65 años. Se observaron diferencias significativas entre el porcentaje de mayores de 65 años en cada uno de los tres grupos analizados: 6,6% en los supervivientes a largo plazo, 18% en el grupo diagnosticado en el periodo 1997-2000 y 22,3% en el grupo diagnosticado después del año 2000 (en todos los casos p= 0,0001).

El porcentaje de mujeres también difirió significativamente entre los tres grupos (p= 0,04): 30% entre los supervivientes a largo plazo, 23,6% entre los diagnosticados en el periodo 1997-2000 y 19,7% entre los diagnosticados después del año 2000.

En el estudio no se hallaron diferencias entre grupos ni en niveles de CD4 actuales, relación CD4/CD8 o porcentaje de participantes con carga viral indetectable.

En comparación con los otros grupos, los supervivientes a largo plazo presentaron una mayor probabilidad de tener EPOC (enfermedad pulmonar obstructiva crónica; p= 0,001), depresión (p= 0,018), patologías psiquiátricas (p= 0,0001), enfermedades de tipo osteoarticular (p= 0,03) y de haber tenido cáncer en el pasado (p= 0,029) .

No se hallaron diferencias significativas entre los grupos en factores de riesgo cardiovascular ni en casos de infartos de miocardio, enfermedad vascular cerebral o insuficiencia renal.

El número de comorbilidades entre los supervivientes a largo plazo fue superior al observado en los otros grupos. Ello se tradujo en mayores niveles de polifarmacia (25,5% en los supervivientes a largo plazo, 25,0% en el grupo diagnosticado en el periodo 1997-2000 y 15,6% en el grupo diagnosticado después del año 2000 [p=0,03]).

Entrando en familias de fármacos en particular, entre los supervivientes a largo plazo fue significativamente superior el uso de antipsicóticos (p= 0,003), benzodiacepinas (p= 0,007) e hipnóticos (p= 0,009).

En comparación con los otros dos grupos, el índice de masa corporal fue significativamente inferior en los supervivientes a largo plazo . Sin embargo –probablemente debido a que la edad promedio era muy inferior entre los supervivientes a largo plazo– se detectó un menor porcentaje de casos de fragilidad o de baja velocidad de marcha en los supervivientes a largo plazo que en los otros dos grupos .

No se observaron diferencias entre los tres grupos en lo relativo a casos de deterioro cognitivo o al riesgo de mortalidad a 5 años.

Los resultados del presente estudio muestran cómo los supervivientes a largo plazo suponen la mitad de las personas con el VIH que envejecen en España y que sus particulares condicionantes supondrán un reto sociosanitario en los próximos años. Pese a tener una edad promedio inferior a los 60 años, estas personas presentan un alto número de comorbilidades y, en consecuencia, de medicaciones tomadas de forma simultánea (especialmente en el plano psiquiátrico).

Aunque en el presente estudio aún no se observa, a medida que los supervivientes a largo plazo envejezcan, es muy probable que el grado de fragilidad y desempeño funcional empeoren en mayor medida que en la población general, por lo que será importante el trabajo conjunto de profesionales sanitarios, comunitarios y del ámbito social para abordar adecuadamente las necesidades que previsiblemente aparecerán.

Presentación de ‘Pupitre Gitano’ en Huesca.

Fundación Secretariado Gitano en Huesca nos invita a la jornada que tendrá lugar el día 24 de octubre en la cual se celebrarán los 10 años del Programa educativo Promociona y presentarán la nueva campaña de sensibilización PUPITRE GITANO.

En la sesión, se abordará la situación educativa del alumnado gitano. Para acudir a la misma, ruegan confirmación de asistencia.

SOMOS denuncia la descoordinación con la cual el Gobierno de Aragón está trabajando las políticas LGTBI

La ONG activista denuncia que el Gobierno de Aragón no está implementando las leyes aragonesas 4/2018 y 18/2018, aprobadas por unanimidad en las Cortes aragonesas en la pasada legislatura.

SOMOS asegura enterarse de los pasos a seguir en materia de diversidad sexo-genérica y familiar a base de titulares en medios de comunicación.

La Asociación SOMOS LGTB+ de Aragón asegura que la no existencia de una Dirección General de Diversidad LGTBI, o equivalente, dentro del organigrama del Gobierno de Aragón produce que no exista una hoja de ruta clara de la Institución con respecto a las políticas de diversidad sexo-genérica y familiar y que las acciones de la Institución se basen en ocurrencias de última hora y en el no cumplimiento de las dos leyes aprobadas por unanimidad de los partidos presentes en las Cortes de Aragón en la pasada legislatura.

Que el Gobierno de Aragón quiera poner en marcha un sistema de sellos de calidad para evaluar el nivel de estudios en las facultades de la Universidad de Zaragoza y la San Jorge e indicar también, con códigos de colores, si tienen un protocolo de protección del colectivo LGTBI supone una tomadura de pelo a los colectivos que llevamos años trabajando las leyes aprobadas en 2018, indica Andrea Rihannon Belle Isle Carrasco, Secretaria de Organización de SOMOS.

Para implementar políticas reales y efectivas, continúa diciendo Belle Isle, se deben reglamentar ambas normas de manera urgente y, si sólo queremos hablar de lo que incumbe a las universidades aragonesas, como así ha hecho Ramón Guirado, Director General de Universidad, lo que se debe es desarrollar el Observatorio contra la discriminación LGTBI en las universidades del sistema universitario aragonés, que es lo mandatado expresamente por nuestras leyes.  

Juan Diego Ramos, Presidente de la organización, puntualiza que no se puede empezar la casa por el tejado, y por ello lo primero que debe hacerse por parte del Gobierno de Aragón es constituir e impulsar el Observatorio aragonés contra la discriminación por orientación sexual, identidad y expresión de género, que podrá incluir – o no – el Comité Consultivo contra la discriminación por identidad y expresión de género, según se interpreten las normas.  

La Asociación SOMOS, recuerda que, además de reglamentar ambas normas e impulsar el observatorio mencionado, se deben elaborar y aprobar los siguientes protocolos: de Atención a las personas LGTBI y sus familiares que sean víctimas de delitos de odio; Clínico, que incluya el procedimiento asistencial de atención a las personas transexuales; el de actuación espe­cífica para que los miembros de parejas estables tengan los mismos derechos que otorga la ley reguladora de la autonomía del paciente y de derechos y obligaciones en materia de información y documentación clínica, reconociendo a las y los cónyuges o familiares más próximos; el de Igualdad y buenas prácticas en el ámbito empresa­rial y de las relaciones laborales en materia de igualdad y no discriminación; el de prevención que evite actitudes o comporta­mientos LGTBIfóbicos y homofamilifóbicos; el de actua­ción en casos de agresiones físicas o verbales en el entorno deportivo; el de actuación para la mo­dificación de la reglamentación en el sentido de permitir y acomodar con normalidad la práctica deportiva amateur de las personas deportistas LGTBI en general y de las per­sonas deportistas transexuales e intersexuales en particular en lo referido a las federaciones autonómicas deportivas y las entidades deportivas; el protocolo contra la discriminación LGTBI en las universidades del sistema universitario aragonés o el de atención policial ante los delitos de odio, entre otros.

Además, las leyes obligan al impulso de medidas tales como: convenios y pro­gramas de cooperación internacional para favorecer la no discriminación de las personas LGTBI; medidas en medios de comunicación para que adopten, mediante autorregulación, códigos deontológicos que incorporen el respeto a la igualdad y la prohibición de discriminación por motivos de orientación sexual, identidad y expresión de género; actuaciones y medidas de difusión y sensibilización, a la elaboración de un programa marco de actuación para la inserción y atención social del colectivo de personas trans en riesgo de grave exclusión, así como códigos de conducta que garanticen la igualdad de oportunidades, el respeto a la diversidad y la no discriminación en las empresas.

Para más información y entrevistas:

Loren González Sanagustín.

+34.659.740.711

Técnico de Formación, Comunicación y Proyectos Sociales.

Asociación SOMOS LGTB+ de Aragón, ONG activista de igual a igual.