¡Por las personas trans en Hungría!

El Parlamento de Hungría, ampliamente dominado por las fuerzas de derecha (Unión Cívica, Fidesz) y ultraderecha (Jobbik), ha culminado el primer gran atentado a los derechos LGTBI en la Unión Europea. Por 133 votos a favor y 59 en contra, ha aprobado una ley completa recogiendo varios aspectos para la lucha contra el Coronavirus, conocida como «ómnibus» que incluye la prohibición de que las personas trans e intersexuales puedan modificar legalmente el género que les fue asignado en el momento del nacimiento.

El vice primer ministro húngaro, Zsolt Semjén, había presentado un proyecto de ley que incluía una modificación de la normativa correspondiente al registro civil para impedir que una persona pudiese modificar sus datos registrales, incluyendo el sexo asignado al nacer, en razón de su identidad de género. Se trataba, de hecho, de la primera reforma legislativa tras la asunción, el pasado 30 de marzo, de poderes extraordinarios por parte del primer ministro Viktor Orbán con la excusa de la crisis producida por el coronavirus. Un movimiento que contó con el visto bueno de la Asamblea Nacional húngara, un parlamento unicameral en el que el partido de Orbán (Fidesz) y sus aliados cuentan con una más que cómoda mayoría absoluta.

Tan solo un día después, coincidiendo con la celebración del Día de la Visibilidad Trans, el vice primer ministro presentó un proyecto de ley de amplio espectro, con reformas que afectan a todo tipo de materias. Entre ellas, en la sección 33, aparece una modificación de las leyes del registro civil para anular la posibilidad de cambiar el género asignado en los archivos registrales. Un movimiento que tenía lugar tan solo dos años después de que entrara en vigor la norma que permitía el cambio del género en los datos registrales y que permitía a la ciudadanía húngara adaptar sus datos legales a su identidad de género, para lo cual necesitaban un informe médico, pero sin estar obligados a acreditar que se han sometido a tratamiento hormonal o cirugía de reasignación.

En este sentido, se trataba de un marco jurídico más avanzado que, por ejemplo, el vigente en España, que sí marca como norma (con solo unas pocas excepciones) la necesidad de un tratamiento hormonal.

Finalmente, este 19 de mayo, solo dos días después de la conmemoración del Día Internacional contra la LGTBIfobia, la Asamblea Nacional de Hungría ha aprobado la ley que incluye, entre otras medidas, la sección 33.

Según un comunicado de condena hecho público por las organizaciones ILGA Europa, IGLYO, Transgender Europe y OII Europe (Organisation Intersex International Europe) lo ha hecho por 133 votos a favor (precisamente los que reúnen el Fidesz y sus aliados del Partido Popular Demócrata Cristiano) y 57 en contra.

PARA MÁS INFORMACIÓN, CLICK EN LA IMAGEN

FELGTB exige al gobierno que garantice la protección de las mujeres trans en sus medidas ante la crisis del COVID-19

El Plan de Contingencia publicado por el gobierno no refleja el reconocimiento como mujeres de las mujeres trans sin una documentación oficial que acredite su identidad de género

La Federación Estatal de Lesbianas, Gais, Trans y Bisexuales (FELGTB) exige al Ministerio de Igualdad, tras la publicación de su Ampliación del Plan de Contingencia contra la violencia de género ante la crisis del COVID-19: medidas adicionales dirigidas a víctimas de trata, explotación sexual y a mujeres en contextos de prostitución, que incluya medidas que garanticen la protección de las mujeres trans trabajadoras del sexo o víctimas de trata.

El Plan de Contingencia publicado por el gobierno ni refleja, ni asegura el reconocimiento como mujeres de las mujeres trans que no dispongan de una documentación oficial que acredite su identidad de género, lo cual origina que muchas mujeres trans estén viendo negado el acceso a determinadas medidas de protección.

En este sentido, FELGTB recuerda que la transfobia también existe en los posibles recursos habitacionales que se ofrecen a las mujeres en situación de prostitución o víctimas de trata y que muchas mujeres trans son rechazadas en los Centros Mujer 24 Horas al ver negada su identidad de género. Además, se trata de un tema de especial relevancia para garantizar que las mujeres trans puedan acceder a los recursos de emergencia en caso de desarticulación de redes de explotación de las que hayan podido ser víctimas.

La presidenta de FELGTB, Uge Sangil, explica que España es un país receptor de mujeres trans migrantes o solicitantes de asilo que salieron huyendo de sus países donde eran perseguidas debido a su identidad de género. “Pensaron que aquí podían vivir su realidad libremente y, sin embargo, muchas se han encontrado en la calle, empujadas al trabajo sexual. Con la situación actual de estado de alarma, ni siquiera tienen ese recurso para sobrevivir”, afirma.

“La mayoría de estas mujeres tiene una documentación que no refleja su identidad de género porque en sus países de origen no se les reconocía su condición de persona trans y porque en España, según la legislación actual, solo pueden acceder al cambio registral de nombre y género quienes tienen nacionalidad española”, asegura.

Según explica la presidenta, “muchas de estas mujeres han estado hasta ahora viviendo en espacios seguros, viviendas alquiladas de forma clandestina, por lo general por una madre. Sin embargo, debido al confinamiento que les impide seguir consiguiendo ingresos, muchas no pueden seguir haciendo frente a sus gastos y al tratarse de arrendamientos sin contrato no pueden acogerse a otras medidas de protección implantadas por el gobierno como las ayudas al alquiler etc.”.

“Además, hay quienes cambiaban de ciudad cada pocas semanas para conseguir ingresos y al no estar empadronadas en los municipios en los que ahora se encuentran no pueden acceder a ayudas que no sean de emergencia”, asevera Sangil.

Por estos motivos, tal y como asegura la presidenta de FELGTB, es fundamental que las mujeres trans puedan acceder a los recursos destinados para las víctimas de trata y mujeres 

en situación de prostitución. Sin embargo, sin una ley Estatal LGTBI que reconozca la autodeterminación del género, estas mujeres están quedando totalmente desprotegidas y ni siquiera son consideradas víctimas de violencia de género cuando sufren agresiones machistas.

“Esta situación pone nuevamente de manifiesto la necesidad de aprobar una legislación estatal que garantice el derecho de autodeterminación de las personas trans en todo el territorio. No basta con unas recomendaciones, ni con un plan de contingencia que ni siquiera las incluye. Faltan paquetes reales de medidas específicas para que las mujeres trans se sientan seguras y puedan no solo cubrir sus necesidades más esenciales, sino tener la certeza de que si solicitan ayuda a los cuerpos y fuerzas de seguridad o necesitan acceder a cualquier recurso institucional, van a ser tratadas con dignidad y respeto”, alerta Sangil.