Carta de SOMOS en apoyo a @COGAM y @FELGTB.

Hace ya meses que las entidades que formamos parte de la Federación Estatal de Lesbianas, Gais, Trans y Bisexuales, FELGTB, decidimos que la pancarta de cabecera de la manifestación estatal del Orgullo LGTBI estaría encabezada únicamente por activistas y que lo harían bajo el lema Mayores Sin Armarios: ¡Historia, Lucha y Memoria!. Por una ley estatal.

Como en cualquier manifestación, las organizaciones convocantes establecen quiénes van a portar la pancarta y cuál es el motivo de la manifestación, que se traduce en su manifiesto. Un documento, por cierto, que fue publicado un par de semanas antes de la manifestación y que debe ser leído con detenimiento.

El estupendo manifiesto leído este sábado parecía un presagio de lo que iba a suceder en la propia manifestación cuando el partido Ciudadanos, a sabiendas que no era bien recibido en la manifestación, acudió a provocar a quienes nos estábamos manifestando.

Señalemos del manifiesto un punto bastante aclaratorio de lo que se vivió el sábado pasado: “Tengamos memoria histórica y no olvidemos que quienes nos violentan, agreden y discriminan son aquellos que se enorgullecen de su machismo, de su misoginia, de su racismo, de su xenofobia, y de su homofobia, transfobia y bifobia, así como aquellos que les apoyan directa o indirectamente (…) Porque tenemos memoria, no consentiremos ni un solo ataque más a nuestra dignidad, y por decencia democrática, tampoco permitiremos ni un solo paso atrás en nuestros derechos“.

Si volvemos al manifiesto, es decir, al escrito político en el que exponíamos nuestros reclamos en el 50º Aniversario de los disturbios acaecidos en el Stonewall Inn, observamos que no es casual que se comience recordando cómo el Orgullo nace de la respuesta violenta a las agresiones diarias que sufríamos el colectivo en 1.969 y que dice así “RESISTENCIA TRANS porque en 1969, ellas, travestis y mujeres transexuales, racializadas y precarias, tiraron las primeras piedras ante un sistema corrupto, quebrado e injusto que nos violentaba y agredía día a día“.

Pero por si no quedara suficientemente claro el mensaje que estábamos lanzando, también decimos en el mismo que “En un día como éste, en un día de Orgullo, dignidad y reivindicación, no dejamos pasar la oportunidad de volver a recordar a todas las personas que históricamente han sufrido agresiones, verbales o físicas, por su orientación sexual o su identidad y/o expresión de género en todo el mundo, también en nuestro país. No vamos a dar ni un paso atrás.

Podríamos preguntarnos ¿quiénes son las personas que nos han agredido y que nos agreden? y las respuestas nada sorprendentes son las de aquéllos que quieren curarnos, los que no reconocen a nuestras familias, los que no quieren que nos manifestemos o los que consideran que las personas LGTBI ni siquiera deberíamos existir.

Es curioso cómo a la vez que se leía el párrafo del manifiesto que decía “LUCHA COMÚN porque ante un pasado lleno de discriminación, de odio y de violencia, un pasado oscuro, un tiempo gris al que la extrema derecha y sus aliados quieren devolvernos y un ostracismo al que quieren enviarnos. No vamos a ceder. No vamos a dar ni un paso atrás. Seguiremos construyendo juntas, juntos y juntes un horizonte en el que ninguna persona pueda ser discriminada ni por su orientación sexual, ni por su identidad o expresión de género, ni por su pertenencia a una familia diversa, pero tampoco por otros motivos como su etnia, edad, origen, género, capacidades… Los derechos fundamentales y la dignidad de cada persona deben ser los ejes centrales sobre los que se construya cualquier sociedad decente” el grupo de Ciudadanos, que ha pactado, pacta y seguirá pactando con la ultraderecha que nos considera enfermas, nos llamaba “fascistas“, “intolerantes“, “acosadores” y demás lindezas propias de irresponsables, hoolingans y montapollos profesionales.

SOMOS se manifestó este sábado pasado como lleva haciendo desde su fundación como ONG activista y fue, sin duda alguna, una de las mejores manifestaciones del orgullo estatal que recordamos. Una manifestación cargada de sentimiento, de activismo, de historia, lucha, memoria y orgullo. SOMOS se manifestó gracias también al esfuerzo de COGAM y FELGTB por hacer que organizaciones de todo el territorio estatal podamos hacerlo.

Y al terminar esa maravillosa manifestación vimos cómo el comportamiento miserable y ruin de Ciudadanos impidió que otras organizaciones pudieran manifestarse porque su comportamiento asqueroso y deleznable rompió la manifestación porque se la cargaron a sabiendas.

Por si no fueran pocos sus ataques cotidianos y su hipocresía continua pactando con la ultraderecha vinieron a romper el homenaje a las personas LGTBI mayores demostrando que son un partido irresponsable e incapaz de estar en las instituciones gobernando para la generalidad de la sociedad. Su comportamiento hace bueno al Partido Popular de Aznar y Rajoy, que nunca engañó al colectivo LGTBI mostrando su LGTBIfobia sin complejos.

Encabezaron la manifestación activistas como Armand de Fluvià, Jordi Petit, María Giralt, Boti G. Rodrigo, Beatriz Gimeno, Toni Poveda, Jesús Generelo, Uge Sangil, Carmen Cerezales, José Mª Núñez, Pepa Noya, Federico Armenteros, Juana Ramos, Mané Fernández Ortega, Fernando Mosquera, Jesús Santos, Antonio Ruiz, Marina Sáenz, Olga Alarcón, Maribel Torregrosa, Carmen García de Merlo, Jesús Grande, Carla Antonelli, Ramón Linaza, Miguel Ángel González, Miguel Brox, Pedro Beguería, Paquito Maroto, Javier de Pedro, María Luisa García, Antonio Carrascosa, Paco Tomás, Emilio Gómez Ceto, Rosa Arauzo, Juan Cabo y Miguel Luis Tomás y SOMOS quiere hoy agradecer su papel en la historia y en el presente del movimiento.

50 años después de Stonewall, las personas mayores LGTBI volvieron a sufrir la LGTBIfobia de los mismos intolerantes que antaño, pero ahora se hacen llamar Ciudadanos.

Gracias, COGAM y, gracias, FELGTB. Ni estáis solas ni vais a estarlo. Desde Aragón, SOMOS está a vuestro lado.

No vamos a dar ni un paso atrás. Ni vamos a reblar ni nos va a temblar el pulso en denunciar a quienes quieren limpiarse la cara con nuestra bandera.

Estuvimos allí y no necesitamos ni imágenes, ni vídeos, ni declaraciones para saber quién hizo qué porque semanas antes de nuestra manifestación, sí, nuestra manifestación, Ciudadanos ya estaba preparando su maquinaria victimista.

Si algo nos ha enseñado 2019, Mayores Sin Armarios: ¡Historia, Lucha y Memoria! es que no vamos a dar ni un paso atrás.

sin miedo, sin patologías, sin estigmas y libres
1.969 – 2.019
MAYORES SIN ARMARIOS: ¡HISTORIA, LUCHA Y MEMORIA!

¿Te perdiste el manifiesto leído en la manifestación de ayer? ¡Aquí lo tienes!

RESISTENCIA TRANS porque en 1969, ellas, travestis y mujeres transexuales, racializadas y precarias, tiraron las primeras piedras ante un sistema corrupto, quebrado e injusto que nos violentaba y agredía día a día. 50 años después, las personas trans somos consideradas incongruentes de género y medio siglo después gritamos de nuevo que la transexualidad no es una enfermedad ni necesita ser diagnosticada, ni tampoco requiere tratamiento psicológico o psiquiátrico. La autodeterminación del género es un derecho y el concepto “incongruencia”, un insulto.

Muchos de los problemas que tenemos las personas trans afectan a cuestiones que sólo a través de las competencias del Estado se pueden abordar, por ello, volvemos a insistir un año más en la urgente necesidad – porque es una necesidad y no un capricho –  de que la  Ley Estatal de Igualdad LGTBI, que contiene en su seno toda una ley trans, se apruebe con la máxima celeridad posible. Es un momento de vida o muerte para muchas de nosotras, sobre todo para las más vulnerables: las migrantes, las menores, las mayores, las racializadas, las que se encuentran en una situación de precariedad económica y denostación social, pero además, de poco sirven las leyes que se aprueban y no se cumplen o desarrollan, como en la Comunidad de Madrid, dejando desprotegidas a todas las personas que supuestamente tienen el deber de proteger. Por eso exigimos al gobierno madrileño que cumpla con su deber y desarrolle le ley LGTBI y la Ley Trans.

MEMORIA COLECTIVA por quienes no han llegado hasta hoy. Recordamos en este momento a todas aquellas personas ausentes y también a esas otras que han perdido injustamente el derecho a vivir su identidad y su sexualidad con dignidad. En un día como éste, en un día de Orgullo, dignidad y reivindicación, no dejamos pasar la oportunidad de volver a recordar a todas las personas que históricamente han sufrido agresiones, verbales o físicas, por su orientación sexual o su identidad y/o expresión de género en todo el mundo, también en nuestro país. No vamos a dar ni un paso atrás.

Somos aquellas personas mayores que fueron detenidas, las que no pudieron vivirse en libertad porque la represión existente en tiempos grises era tan grande que quizá no hacía falta la detención efectiva ya que el terror imperaba. Algunas de esas personas LGTBI estamos vivas, aquí, y hemos sufrido una vida de persecución y represión y merecemos reconocimiento. Muchas otras ya no están presentes, las perdimos por el camino. Sois nuestro pasado, nuestra historia y nuestra memoria.

Estamos aquí también para dar esperanza a aquellas personas que no pueden manifestarse, que no pueden vivirse y que no pueden amarse en libertad, porque a día de hoy la homosexualidad, la bisexualidad y la transexualidad están castigadas penalmente en 70 países y ser lesbiana, gay, trans o bisexual está castigado con la pena de muerte en 11 más.

LUCHA COMÚN porque ante un pasado lleno de discriminación, de odio y de violencia, un pasado oscuro, un tiempo gris al que la extrema derecha y sus aliados quieren devolvernos y un ostracismo al que quieren enviarnos. No vamos a ceder. No vamos a dar ni un paso atrás. Seguiremos construyendo juntas, juntos y juntes un horizonte en el que ninguna persona pueda ser discriminada ni por su orientación sexual, ni por su identidad o expresión de género, ni por su pertenencia a una familia diversa, pero tampoco por otros motivos como su etnia, edad, origen, género, capacidades… Los derechos fundamentales y la dignidad de cada persona deben ser los ejes centrales sobre los que se construya cualquier sociedad decente.

Tengamos memoria histórica y no olvidemos que quienes nos violentan, agreden y discriminan son aquellos que se enorgullecen de su machismo, de su misoginia, de su racismo, de su xenofobia, y de su homofobia, transfobia y bifobia, así como aquellos que les apoyan directa o indirectamente.

MEMORIA HISTÓRICA porque a través de ella combatimos el edadismo, la invisibilización, la discriminación y el olvido. Memoria histórica por justicia social, porque los derechos humanos LGTBI se han logrado gracias a la lucha de innumerables personas que ahora son mayores y a través de numerosas organizaciones que nos han dado unidad de acción, de criterio y de discurso.

Las personas mayores LGTBI exigimos respeto y que se atiendan particularmente nuestras necesidades vitales, sociales y económicas. Nuestra memoria puede servir de ejemplo para todas las edades, nuestra experiencia para enseñar a otros y nuestros logros como base para seguir luchando por una sociedad en la que la igualdad real sea un hecho y no una mera declaración.

SUPERVIVENCIA porque a través de nuestra resiliencia hemos sobrevivido, nos hemos reinventado, hemos logrado apropiarnos del insulto y hemos aprendido a ser solidarias las unas con las otras. Somos la herencia de aquellos pequeños grupos dispersos que fueron capaces de generar una ola de cambio, un movimiento que ha hecho historia, que ha cambiado la vida de millones de personas, que ha traspasado fronteras y contagiado a otros países y culturas haciendo, de este avance social sin precedentes, un espacio de libertad y de orgullo, un avance que hemos hecho con el apoyo de los movimientos sociales, feministas, laicos… pero no todo el colectivo ha avanzado a la misma velocidad, las personas trans, las bisexuales, las lesbianas, las VIH + y otras muchas más: mayores, menores, positivas, migrantes… tenemos todavía mucho que reivindicar y menos que celebrar. 

Porque tenemos memoria, no consentiremos ni un solo ataque más a nuestra dignidad, y por decencia democrática, tampoco permitiremos ni un solo paso atrás en nuestros derechos

Combatiremos las terapias aversivas. Defenderemos la educación en diversidad, protegiendo a nuestras familias y dando referentes a los menores LGTBI. Defenderemos el derecho a ser, a amar y a expresarnos en libertad. Combatiremos la serofobia y el estigma social asociado al VIH.

Hoy estamos aquí para reconocer a las personas mayores LGTBI

Mayores Sin Armarios: ¡Historia, Lucha y Memoria!

Para garantizar jurídicamente nuestros derechos, para alcanzar la igualdad legal de nuestro colectivo en todo el país, por la protección de lesbianas, gais, bisexuales, trans e intersexuales.

¡Ley estatal LGTBI ya!

FELIZ ORGULLO 2019

SOMOS aplaude la decisión de FELGTB y COGAM de que por fin la manifestación estatal del Orgullo LGTBI la encabecen únicamente activistas

Activistas históricas LGTBI protagonizarán la cabecera de la manifestación del Orgullo 2019.

La Ejecutiva de la FELGTB cumple el sentir de sus entidades expresado en el mes de abril.

La Federación Estatal de Lesbianas, Gais, Trans y Bisexuales (FELGTB)  y COGAM, colectivo LGTBI+ de Madrid, han anunciado hoy que la cabecera de la manifestación del Orgullo 2019 estará liderada por activistas históricas como Boti García Rodrigo, Jordi Petit, Carla Antonelli o Beatriz Gimeno, entre otras personas, para conmemorar el 50 aniversario de las revueltas de Stonewall y el año temático “Mayores Sin Armarios: ¡Historia, Lucha y Memoria!”. Una decisión que desde SOMOS aplaudimos sin paliativos y que venimos defendiendo desde nuestro ingreso en la FELGTB y que la federación tomó ya hace varios meses en su Consejo Federal de Primavera.

La presidenta de FELGTB, Uge Sangil, ha explicado que “este año queremos que todo el protagonismo recaiga sobre las personas que fueron pioneras en la lucha por nuestros derechos y, por lo tanto, serán ellas quienes encabecen la manifestación en lugar de los líderes de los partidos políticos”.

La manifestación, que este año se convoca bajo el lema “Mayores sin armarios. ¡Historia, lucha y memoria! Por una Ley LGTBI estatal”, llevará como reivindicación principal la aprobación de una Ley Estatal LGTBI, fundamentalmente centrada en los derechos de las personas trans, que garantice la igualdad de derechos para el colectivo. Además, en este año de memoria histórica, la marcha hará especial hincapié en la importancia de no dar ni un paso atrás en derechos adquiridos y de frenar a la ultraderecha, que está entrando en los gobiernos autonómicos gracias a la mano que le están tendiendo los partidos conservadores mayoritarios.

Por este motivo, ni el Partido Popular, ni Ciudadanos tendrán representación oficial en la marcha y, por tanto, no llevarán carroza a diferencia de otros partidos como PSOE y Podemos. “Como en cualquier manifestación, tendrán por supuesto libertad para sumarse a pie en igualdad de condiciones que el resto de las entidades, pero encabezar una marcha que grita Ni un paso atrás y simboliza la libertad y la igualdad de derechos del colectivo mientras se empodera a aquellos que quieren volver a privarnos de los pocos derechos que hemos alcanzado son cosas incompatibles. Desde las entidades que representan al colectivo LGTBI pedimos coherencia a los partidos.”, defiende Uge Sangil.

Por su parte, la presidenta de COGAM, colectivo LGTBI+ de Madrid, Carmen García de Merlo, asegura que “este año, en el que han aparecido partidos políticos en España con representación institucional que propugnan volver a atrás, a un país gris, sin apenas derechos civiles, encorsetado y punitivo con respecto a lo que creían conductas inmorales y reprobables, pensamos que es mejor dejar al activismo en primera línea de esta manifestación, no sin reconocer a los partidos que se han sumado a nuestro decálogo, expresándoles nuestro agradeciendo por su compromiso y negando la colaboración con esos partidos involucionistas”.

En este sentido, García de Merlo destaca que “queremos que nuestros derechos se vean reconocidos en las leyes tal y como dice el art 10.2 de la constitución de 1978 de acuerdo a la Declaración Universal de los Derechos Humanos y a los tratados internacionales ratificados por España, entre ellos, los que reconoce la Unión Europea al ser España un país integrante de la misma”.

Tal y como recuerda, “hace cincuenta años, se produjo una revuelta en un bar de Nueva York (Stonewall) que dio origen a la reivindicación del movimiento LGTB en el mundo. Las primeras manifestaciones en los demás países, fueron un calco: la reivindicación de unos derechos que nos eran negados por ser quienes éramos, sin más. Se nos había tratado de personas enfermas y hoy en día, hay gente que sigue pensando así”.

Por tanto, insiste en que “nuestra lucha no ha terminado aún y este año queremos recordar a nuestros mayores, gracias a los cuales hoy gozamos de esos derechos, que puede que no les demos la importancia, pero que en una época no tan lejana no existían. Ellos y ellas tuvieron que sufrir el escarnio de una sociedad donde no eran reconocidos. Resumidos en “El derecho a ser”, como se puede interpretar del art 10.1 de la CE de 1978, sobre la dignidad de la persona y el libre desarrollo de la personalidad”.  

Ya nos hemos olvidado de eso y, sin embargo, ellas y ellos vivieron en una sociedad hostil y fueron poco a poco consiguiendo lo que tenemos ahora. Nosotras y nosotros no queremos volver al armario, no queremos que nos curen como antes, porque no estamos enfermas ni enfermos, por eso queremos reivindicar lo conseguido y no volver atrás”, concluye la presidenta de COGAM.  

Juan Diego Ramos, Presidente de SOMOS, celebra la noticia afirmando que “la Comisión Ejecutiva de la FELGTB ha aplicado el sentir de las entidades presentes en su Consejo de Primavera, ha sido valiente y ha dejado claro que tocar pancarta es apoyar sin excusas los derechos LGTBI y eso pasa por aprobar una ley estatal LGTBI que deje la transfobia en el olvido“.

La manifestación saldrá a las 18.30 horas desde Atocha y finalizará a las 23:30 horas en la Plaza de Colón. Puedes ver cómo acudir con SOMOS, aquí.