En el día de la salida del armario, SOMOS recuerda que #SalirDelArmarioEsUnPrivilegio

Qué fácil es decir “quememos el armario” cuando se es hombre, se vive en zonas urbanas o se reside en occidente, cuando soy blanca, no jurídicamente incapacitada, VIH- o cisexual,

Desde SOMOS recordamos, precisamente en un año de Mayores Sin Armarios: ¡Historia, Lucha y Memoria! que salir del armario es un privilegio que todas las personas no pueden permitirse y sobre el cual, por lo menos, se debe reflexionar.

Estamos a un mes de las próximas elecciones generales y ¡No pasaréis!

SOMOS anima a votar para a volver a frenar, de nuevo, a los partidos de derechas, ultraderecha y a quienes les apoyan en las instituciones.

La ciudadanía ya votamos en las anteriores elecciones. La ciudadanía cumplimos en los anteriores comicios. La ciudadanía ejercimos nuestros derechos políticos y cumplimos con nuestras obligaciones democráticas. Pese a todo, debemos volver a acudir a las urnas porque debimos equivocarnos y a los partidos no les gustaron los resultados.

Incompetencia, falta de liderazgo, mediocridad, pobredumbre…”

Muchos podrían ser los sustantativos, adjetivos o expresiones que podríamos utilizar para calificar a la clase política que nos está llevando de nuevo a unas elecciones generales. Una clase política sin nivel intelectual, sin capacidad de diálogo, negociación o empatía. Unos liderazgos más centrados en mantener calientes sus sillones que en pensar en la cosa común y en las personas que cohabitamos este país.

Pese a esa grandísima irresponsabilidad de los partidos políticos, SOMOS, que ya está sufriendo en carne propia cómo gestionan y qué políticas llevan a cabo las instituciones gobernadas por los partidos de derechas, ultraderacha y aquellos que los legitiman y/o que gobiernan gracias a ellos, llamamos a la ciudadanía en general, y especialmente a las mujeres, a las y los migrantes y a las personas LGTBI a votar de nuevo.

Y lo hacemos porque si en Zaragoza van a abrirnos los despachos a los gais, las lesbianas y los normales (ver noticia), van a acariciarnos en las calles, porque eso no es manosear y no pasa nada (ver noticia), o no van a resolver ayudas convocadas hace meses, ahogando con ello a todo el tejido social de la ciudad de Zaragoza, no queremos ni pensar qué pueden hacer con competencias estatales.

En un año 2019 de Mayores Sin Armarios: ¡Historia, Lucha y Memoria! no podemos más que recordar la historia cercana de lo que supone un gobierno de derechas, luchar porque nuestros derechos no se vean afectados y tener memoria y recordar a nuestras y nuestros mayores LGTBI, historia viva del colectivo que con su ejemplo tenemos presente la demostración de que, como decimos en esta tierra, ante la adversidad no podemos reblar.

Más de la mitad de la población LGTBI mayor de 65 años vive sola

Según un estudio elaborado por FELGTB, en la actualidad, la soledad es la principal preocupación para el 54% de las personas LGTBI nacidas antes de 1965

Un estudio elaborado por la Federación Estatal de Lesbianas, Gais, Trans y Bisexuales (FELGTB) revela que el 52% de la población LGTBI mayor de 65 años vive sola, frente al 24% del total de la sociedad española de esa edad. Además, según el estudio, la soledad es la principal preocupación relacionada con hacerse mayor del 57% de las personas LGTBI nacidas antes de 1965 (mayores de 55 años).

Así lo anuncia la FELGTB con motivo del Día Internacional de las Personas Mayores, que se conmemora este martes, 1 de octubre, en el marco del año temático “Mayores Sin Armarios: ¡Historia, Lucha y Memoria!“. Esta investigación, realizada entre una muestra de 244 personas LGTBI mayores de 55 años de todo el territorio estatal, pone de manifiesto también que el 37% de ellas está soltera, frente al 6,5% de la población general de esa edad.

Asimismo, del estudio se desprende que sólo el 4% de las personas entrevistadas utiliza algún recurso social destinado a personas mayores y que el 44% de las que no lo hace asegura que no acude a ellos porque no se adaptan a sus necesidades. Además, solo el 55% revela a los miembros de los servicios socio-sanitarios su condición de persona LGTBI por causas como el miedo al rechazo y la vergüenza.

Por este motivo, Loren González, coordinador del año temático “Mayores Sin Armarios: ¡Historia, Lucha y Memoria!“, incide en la necesidad de incorporar la perspectiva LGTBI en todos los servicios socio-sanitarios dirigidos a personas mayores para que crear espacios libres de discriminación donde las personas LGTBI no teman visibilizarse y puedan así ver atendidas todas sus necesidades.

Además, defiende que “es prioritario que las residencias para las personas mayores, ya sean públicas o privadas, respeten la orientación sexual y/o la identidad o expresión de género de las personas LGTBI que lleguen tanto solas, como en pareja”. “Muchas de estas personas se ven obligadas a volver al armario al llegar a estos centros porque perciben que, tal y como vivieron en su juventud, pueden volver a ser discriminadas e incluso agredidas. Además, en estos centros, en ocasiones, separan a parejas que vivían juntas desde hace años porque no les reconoce su condición de pareja LGTBI”, añade.

Se trata de personas y/o parejas que, por la época que les tocó vivir, han sido sistemáticamente discriminadas y han visto negada su realidad de manera constante por un contexto marcado por la represión legal y el estigma social. Por eso, exigimos que a día de hoy se reconozca su realidad y que se creen servicios y espacios de socialización seguros para las personas mayores LGTBI”, reclama el representante de FELGTB.

Temática para el 1 de octubre: “Viaje hacia la igualdad de edad”

La ONU ha elegido como lema para este Día Internacional de las Personas Mayores de 2019: “Viaje hacia la igualdad de edad”. Y es que, tal y como recoge la Agenda 2030 y los Objetivos de Desarrollo Sostenible (ODS), “el desarrollo solo se puede lograr si incluye a todas las edades”. Así, destacan la importancia de “empoderar a las personas mayores en todos los ámbitos del desarrollo incluida su participación en la vida social, económica y política, puesto que ayuda tanto a garantizar su inclusión, como a reducir las numerosas desigualdades a las que se enfrentan estas personas”.

En este sentido, Loren González recuerda que “no podemos excluir a las personas mayores LGTBI del sistema”. “Estas personas van sumando vulnerabilidades según avanza su edad puesto que, además de ser miembros del colectivo LGTBI, mujeres, migrantes etc. con los años, su riesgo de sufrir pobreza o discapacidades sobrevenidas aumenta. Además, muchas de ellas son supervivientes de la epidemia del sida y una de las consecuencias del VIH es el envejecimiento prematuro”, explica. “Por estos motivos, es fundamental que se elaboren políticas sociales que tengan en cuenta a estas personas y sus particularidades, así como que atiendan sus necesidades específicas”, concluye.