La CE promueve la autodeterminación trans como parte de su estrategia LGTBI 2020-2025

La Asociación SOMOS LGTB+ de Aragón, ONG activista de igual a igual, a través de la Federación Estatal de Lesbianas, Gais, Trans y Bisexuales (FELGTB) de la que son miembros, aplaude la nueva estrategia para la protección de las personas LGTBI 2020-2025 que la Comisión Europea (CE) ha presentado este jueves y que apuesta por fomentar legislaciones en los Estados miembros que garanticen el derecho de autodeterminación de las personas trans.

La Comisión ha declarado que, en este sentido, fomentará los intercambios de buenas prácticas entre los Estados miembros sobre cómo establecer legislaciones y procedimientos jurídicos sobre la identidad de género “basados en el principio de la autodeterminación y sin restricciones de edad”. Y es que, según ha recordado, “en los últimos años, cada vez más estados europeos han modificado sus legislaciones sobre el reconocimiento del género hacia un modelo de autodeterminación personal”.

En este sentido, FELGTB recuerda que en la Unión Europea, Dinamarca, Grecia, Irlanda, Luxemburgo, Malta, Noruega y Portugal ya reconocen la autodeterminación de las personas trans en sus ordenamientos jurídicos.

Además, explica que no es la primera vez que la Unión Europea se pronuncia a este respecto. El Parlamento Europeo ya aprobó en 2019 dos resoluciones que aplaudían la actuación de algunos Estados miembros que estaban incluyendo en sus legislaciones el reconocimiento jurídico del género sobre la base de la autodeterminación.

Según la presidenta de FELGTB, Uge Sangil, “la nueva estrategia de la Comisión Europea entiende y refleja las grandes dificultades que las personas trans afrontan cada día como consecuencia de esta violación de los derechos humanos que supone que un tercero tenga que acreditar tu identidad”.

Tal y como reconoce la Organización Mundial de la Salud, la Unión Europea, la ONU y las legislaciones de cada vez más países, las personas trans no son enfermas mentales. Sin embargo, el ordenamiento jurídico español sigue sin actualizarse y nos sigue diagnosticando el trastorno mental de disforia de género”, explica. “Solo pedimos que en España se deje de diagnosticar el género y se nos evite la humillación de obligarnos a ir a un médico para que acredite quiénes somos si queremos ver reconocida oficialmente nuestra identidad”, defiende.

Tal y como recoge la nueva estrategia de la Comisión Europea “la crisis generada por la Covid-19 ha traído nuevas presiones para los grupos más vulnerables y las personas LGBTI no son una excepción“. Por eso, Sangil reivindica que “es el momento de blindar nuestros derechos a través de una legislación estatal, la Ley integral trans y por la igualdad LGTBI, que garantice los derechos tanto de las personas trans, como del resto del colectivo LGTBI para que nuestra sociedad sea realmente igualitaria y no deje a nadie atrás”.