FELGTB exige el traslado urgente de las personas LGTBI migrantes y refugiadas hacinadas en los CETI de Melilla y Ceuta

La Federación Estatal de Lesbianas, Gais, Trans y Bisexuales (FELGTB) exige el traslado inmediato de las personas LGTBI migrantes, refugiadas y solicitantes de asilo que actualmente se encuentran hacinadas en los CETI (Centros de Estancia Temporal de Inmigrantes) de Melilla y Ceuta. Además, solicita una reunión urgente con los Ministerios de Interior y Trabajo para reivindicar soluciones ante las alarmantes condiciones en las que estas personas son recibidas tras su llegada a las ciudades autónomas.

Tal y como ya denunció FELGTB el pasado mes de mayo, las personas LGTBI de los CETI de Melilla y Ceuta están expuestasno solo al riesgo de contagio, sino también a sufrir agresiones LGTBIfóbicas al no poder disponer de los espacios reservados para personas del colectivo imprescindibles para garantizar su seguridad en este tipo de centros. “Las personas LGTBI que llegan a Melilla y Ceuta abandonan sus países de origen debido a las violencias que sufren como consecuencia de su orientación sexual y/o identidad de género y, actualmente, tanto dentro de los CETI, como en las ciudades autónomas, están conviviendo con los compatriotas y familiares de los que huyeron”, asegura Rodrigo Araneda, portavoz de la Comisión de Migrantes de FELGTB.

En este sentido, Araneda denuncia que “desde hace nueve meses no se ha producido ningún traslado de personas LGTBI a la península cuando lo habitual es que se produzcan cada seis. Esto significa que hay personas que llevan nueve meses esperando a ser reubicadas en un espacio seguro”, denuncia. Y es que, según Rafael Robles, presidente de la entidad melillense de FELGTB, AMLEGA, “este verano se ha detectado un repunte de agresiones contra personas LGTBI, muchas de ellas, cometidas en el camino que va desde el CETI, situado en la periferia, a la ciudad de Melilla”.

En Melilla, el Colegio Oficial de Médicos de la ciudad ha informado recientemente que ya hay 20 personas residentes en el centro con resultado positivo por Covid-19. Asimismo, otras organizaciones de derechos humanos como Amnistía Internacional y ACNUR han denunciado que el centro, habilitado para 782 personas pero donde ahora más de 1.300 comparten baños, comedores y otras instalaciones, “no garantiza el derecho a la salud de las personas residentes”, debido a la imposibilidad de mantener las distancias de seguridad y otras medidas básicas de prevención.

Además, FELGTB recuerda que el pasado mes de julio, el Tribunal Supremo avaló la libertad de circulación por todo el territorio estatal de las personas solicitantes de asilo retenidas hasta el momento en Ceuta y Melilla. Sin embargo, “siguen existiendo importantes trabas en lo referente al traslado de estas personas a la península por lo que exigimos medidas concretas y soluciones inmediatas para solventar la situación”, declara Araneda.

“Por tanto, exigimos que se autorice con la máxima celeridad el traslado urgente y la reubicación de las personas solicitantes de protección internacional y migrantes LGBTI que se encuentran en los CETI de las ciudades autónomas, con especial atención también a otras personas que igualmente se encuentran en situación de extrema vulnerabilidad”, concluye.