Elecciones Generales: demandas

leyigualdadlgtbiFELGTB cuenta ya con un borrador de proyecto de ley que recoge y amplía todos los avances de las leyes autonómicas de Cataluña y Extremadura a las competencias estatales.

Al respecto de esta segunda Ley, es necesario precisar:

FELGTB no considera que esta Ley entre en contradicción con una Ley de Igualdad de Trato que atienda a todas las posibles discriminaciones por cualquier tipo de diversidad. A pesar de que la orientación sexual y la identidad de género son la principal causa de delitos de odio y de acoso escolar en nuestro país, la necesidad de una ley específica no es una cuestión cuantitativa, sino de la necesidad de combatir eficazmente una serie de circunstancias que son las que explican y mantienen estos niveles de agresividad hacia este colectivo.

La DSG tiene unas características propias que requieren un trato específico y diferenciado y que difícilmente pueden ser atendidas por una ley generalista:

– La invisibilidad de este colectivo es su principal problema. Al ser invisible, la discriminación se realiza, en la mayoría de las ocasiones, de manera igualmente oculta y no reconocible. El principal trabajo que ha de realizarse, por lo tanto, ha de ser en la potenciación de la visibilidad, de conseguir las condiciones básicas para que cada persona decida libremente en qué ámbitos mostrarse o no como LGTBI.

– La discriminación que sufre este colectivo se produce con frecuencia en el entorno familiar, contextos de amistad o socialmente próximos. Al contrario que en las otras diversidades, es preciso prevenir la incomprensión e incluso el mal trato o los intentos de revertir tanto la orientación sexual como la identidad de género provenientes de estos mismos entornos que para otras diversidades, en principio, suelen ser acogedores.

– La discriminación que sufren, por tanto, puede producirse en todos los aspectos de su vida: familiar, grupo de iguales, escolar, laboral, religiosa, la simple ocupación de los espacios públicos, etc.

– Las personas LGTBI, y esta es otra característica particular, no cuentan con apenas referentes o información sobre su realidad ni en su entorno familiar, ni en el educativo ni en la mayoría de los espacios pedagógicos y culturales.

– La falta de referentes y de memoria colectiva dificulta el desarrollo de la identidad de estas personas, por lo que la Ley debe incluir la creación de un Centro de la Memoria Histórica LGTBI.
– Se trata, seguramente, de la única diversidad presente en todos los ámbitos, todos los espacios, todas las aulas, todas las edades… Por ejemplo, en cada centro educativo puede haber entre 25 y 100 alumnos LGTBI sin que ni educadores ni familias tengan verdadera conciencia. Estas circunstancias, entre otras, hace que la LGTBfobia sea el principal motivo de acoso. Por todo esto, es preciso incorporar una perspectiva LGTBI a la perspectiva de género con la que deben abordarse todas las políticas públicas.

– La DSG afecta a algo tan íntimo y complejo como es la definición del sexo. Algo que afecta a cuestiones tan básicas como la asignación o no del género de los recién nacidos, el registro del nombre en documentos oficiales, los repartos de espacios para baños, el apoyo institucional frente a la violencia en parejas del mismo sexo, etc. La intersexualidad, por ejemplo, es una realidad que, hoy por hoy, no cuenta con una necesaria regulación en España. 
– Para algunas personas, se trata de un asunto “delicado”, una cuestión de “moralidad”, por lo que existe no solo un desconocimiento y una falta de formación al respecto, sino una oposición firme por parte de algunos sectores a la mejora de las condiciones de vida de estas personas. – Además de una cuestión de “moral”, los cambios sociales producidos por la visibilización de la diversidad familiar encuentran el rechazo de la tradición más arraigada en cuestiones tales como la filiación de las/los hijas/ os, la redacción de documentos administrativos, etc.

– El tema del asilo y de la política exterior y de cooperación internacional afecta especialmente a la DSG. No debemos olvidar que la homosexualidad está penada en más de 70 países y castigada con pena de muerte en 9 de ellos.

– La experiencia y la historia nos demuestran que cuando se habla de “todas las diversidades”, la diversidad sexual y de género quedan invisibilizadas y la incomodidad que produce en muchas personas y profesionales hace que se queden relegadas al fondo del baúl de donde rara vez se extrae. Es más que necesaria la labor pedagógica de una Ley como la que se demanda. Todo esto hace que sea imprescindible y urgente una legislación específica e integral que aborde de manera pedagógica todas estas cuestiones específicas y que remueva los obstáculos, muchas veces invisibles, que dificultan la igualdad.

FELGTB pondrá en breve a disposición de su partido un borrador sobre el que trabajar en firme y en el que, entre otras muchas cuestiones, incluirá las siguientes:

1. La Ley ha de incluir un órgano, defensoría u observatorio, que vigile por su cumplimiento, con dotación económica, con independencia de la administración, poder sancionador y dotación económica suficiente.

2. Se dará participación a las organizaciones LGTB democráticas con implantación estatal histórica y se aprovecharán las estructuras ya generadas por éstas.

3. Incluirá un sistema de penalización.

4. Se invertirá la carga de la prueba en faltas administrativas, para combatir la invisibilidad y las dificultades de denuncia y prueba que impiden la igualdad real que se persigue.

5. Ninguno de los derechos incluidos en las leyes catalana y extremeña quedarán fuera de la Ley, para permitir una correcta estructuración estatal de derechos civiles.

6. Se atenderá a la problemática de la violencia entre parejas del mismo sexo, sin que sea equiparada a la violencia de género.

7. Quedará prohibida cualquier tipo de terapia reparadora.

8. La Ley incluirá la obligatoriedad de desarrollar un reglamento en un plazo inferior a un año.


Anuncios