Un obispo mexicano defiende a las personas LGTB

Un obispo mexicano defiende a los homosexuales: Raúl Vera, el amenazado obispo de Saltillo en México dice sin miedo: “los que dicen que el homosexual es un enfermo, son los que están enfermos”.

Tiene cerca de 70 años y no es un obispo corriente: Raúl Vera ha sobrevivido a más de un atentado, pero sigue defendiendo minorías como prostitutas, indígenas, menores y sí, también al colectivo LGTB. El País le ha entrevistado recientemente y sus declaraciones sobre la homosexualidad no tienen desperdicio:

“La homosexualidad, ay… es un tema al que nos hemos negado. Los que dicen que el homosexual es un enfermo, son los que están enfermos. Tengo un amigo que fue sacerdote y que es homosexual. Él dice que no reconocer a los homosexuales es como medir por las normas del rugby a los que juegan al fútbol, y luego decirles además que están violando las normas. La Iglesia tiene que acercarse a ellos no con condenas, sino con diálogo. No podemos anular toda la riqueza de una persona solamente por su preferencia sexual. Eso es enfermizo, eso es no tener corazón, es no tener sentido común (…) Pero somos unos hipócritas… Parecería que las únicas reglas morales fueran condenar a los matrimonios homosexuales, condenar a las abortistas. Y ya con eso, ya somos cristianos perfectos“.


Con estas palabras, por una vez nos alegra escribir sobre la Iglesia y sobre Raúl Vera. Ojalá muchos más religiosos tomen ejemplo de él y veamos más obispos defendiendo a gays, lesbianas, transexuales y bisexuales en el futuro.

Raúl Vera obispo defiende gays

Anuncios