Prisión para una funcionaria que se oponía a matrimonios gays

Orgullo por el mundo: EEUU EJEMPLAR

abogada_homofoba

Kim Davis se ha negado a dar varias licencias de matrimonio a parejas homosexuales, pese a que el Tribunal Supremo legalizó estas uniones en EE UU.

Un juez federal de EE.UU. ordenó este jueves el envío a prisión de una funcionaria del estado de Kentucky que se ha negado a dar licencias de matrimonio a parejas homosexuales, pese a que el Tribunal Supremo legalizó ese tipo de uniones en todo el país en junio.

El juez David L. Bunning ordenó encarcelar a Kim Davis, de confesión cristina, y estableció que no será liberada hasta que obedezca al Supremo, que dictaminó el pasado lunes que la funcionaria debe empezar de manera inmediata a emitir licencias matrimoniales a todo tipo de parejas. «El tribunal no puede consentir la desobediencia de una orden emitida legalmente», argumentó el juez al considerar que una multa no sería suficiente para disuadir a la funcionaria y dictaminar que debe permanecer en custodia policial. Antes de la audiencia, más de 100 personas se concentraron ante la corte federal de Kentucky que lleva el caso para manifestar su apoyo o rechazo a la actitud de Davis.

La funcionaria decidió dejar de emitir cualquier licencia de matrimonio en junio, cuando el Supremo falló a favor de la legalización de las uniones entre personas del mismo sexo en todo el país, una decisión que anuló la potestad de los estados para prohibir el matrimonio homosexual.

El matrimonio homosexual se convirtió en un derecho constitucional en Estados Unidos, lo que obliga a los trece estados que entonces todavía lo prohibían, entre ellos Kentucky, a permitir que las personas del mismo sexo puedan casarse. Cuando el gobernador de Kentucky, el demócrata Steve Beshear, ordenó a los juzgados emitir licencias de matrimonio a los homosexuales, Davis decidió interponer una demanda en una corte federal, con el argumento de que sus creencias religiosas la eximían de tener que cumplir con esa obligación.

Davis llegó hasta el Supremo, que el pasado lunes le ordenó que, de manera inmediata, comenzara a emitir licencias matrimoniales a todo tipo de parejas, homosexuales y heterosexuales, mientras la funcionaria sigue con el proceso legal en instancias judiciales inferiores, algunas de las cuales ya han rechazado su causa.

En una declaración divulgada por sus abogados esta semana, Davis defendió que no siente «hostilidad» hacia nadie ni actúa «con mala voluntad». «Para mí, esto nunca ha sido un tema de ser gay o lesbiana. Es sobre el matrimonio y la palabra de Dios», aseguraba.

Kentucky ya casa parejas homosexuales tras ser encarcelada la responsable del Registro Civil

gaymarriage-kentucky

Ahora que una desafiante responsable del registro civil en Kentucky fue puesta tras las rejas, por negarse a expedir licencias de matrimonio a parejas homosexuales, una pareja gay ha recibido finalmente la autorización para casarse.

William Smith Jr. y James Yates, quienes han sido pareja durante casi una década, fueron los primeros en recibir una licencia de matrimonio en el condado de Rowan, poniendo fin a un estancamiento de un mes de duración.

La pareja gay salió de la oficina de registro civil con una licencia de matrimonio en las manos, horas después de que la secretaria municipal del condado fuera llevada a la cárcel por negarse a conceder licencias matrimoniales a parejas del mismo sexo.

La secretaria Kim Davis alegaba que no daría la licencia, citando “la autoridad de Dios”, pese a que la Corte Suprema legalizó efectivamente el matrimonio gay en junio. Davis desafió una serie de órdenes judiciales.

El secretario adjunto Brian Mason emitió la licencia la mañana de hoy, felicitando a la pareja y estrechando sus manos mientras sonreía. La pareja se abrazó y lloró.

¡¡Bravo por EEUU por hacer cumplir la ley y el ejemplo de su EFECTIVIDAD!! Ninguna funcionaria, ninguna persona puede estar por encima de la ley, ni apelando a Dios ni apelando a su conciencia..  la ley es la ley y es para todos, y les guste o no hay una ley de igualdad y de protección de derechos LGTB que permite que las parejas hagan algo tan normal y natural como CASARSE.  Bravo por EEUU por no andarse con chiquitas y que no le haya temblado el pulso y el castigo va a servir para que cualquier otro se piense muy mucho si le merece la pena estar por encima de la ley o fastidiar la vida de los demás por sus ideas homófobas, si este hecho hubiera quedado en un apercibimiento, en apartar a la encargada del registro civil de sus funciones o cualquier otra forma de resolverlo menor no hubiera servido de EJEMPLO y MOTIVACIÓN para que otros homófobos hubiesen actuado igual que esta tipeja tan fea.

Es lo que en otros sitios tienen que hacer con todo tipo de delitos y penas, hacer cumplir la ley y castigar sin miramientos a quien no lo hace y discrimina, humilla o agrede a otra persona porque le da la gana .. ya no vale escudarse en ideas propias ni en dioses. No nos gusta que nadie tenga que ir a la cárcel pero por desgracia muchas veces la letra sólo con sangre entra y desde luego que nosotros ya hemos tenido bastante sangre y castigo durante siglos.

Y fíjense! muerto el perro se acabó la rabia, la tipa esta ha sido apartada y encarcelada y Kentucky siguió oficando bodas, repartiendo ilusión y felicidad… una vez la malvada bruja fue derrotada todos fueron felices y comieron perdices :)

Anuncios