The Sun se burla de una política ciega y transexual

Que The Sun se inventa noticias y las tergiversa como quiere es un hecho, es un tabloide y todos lo aceptamos como tal. No pasa nada. Pero cuando su humor se basa en burlarse de personas disminuidas y, de paso, ponerle su toque de transfobia, es algo intolerable.

La última sucedió la semana pasada: una política laborista, Emily Brothers, candidata al Parlamento, salió del armario como transexual, reconociendo que había nacido hombre. Su caso es aún más complicado: es ciega de nacimiento.

El periódico consideró muy oportuno escribir las siguientes líneas: “Siendo ciega, ¿cómo se dio cuenta de que tenía el sexo equivocado?”.

Convertir en un chiste la minusvalía de una persona y su condición sexual en la misma frase multiplica por dos el daño, especialmente si la víctima no ha dado ningún pie a esos comentarios. Una petición online de casi 20.000 personas ha pedido a The Sun que rectifique y ellos se han escudado en la libertad de prensa. Una lástima que desaprovechen la oportunidad para imponerse contra la LGTBfobia tan flagrante.