SOMOS exige a las autoridades públicas mayor compromiso en la prevención, detección e intervención de incidentes de odio LGTBIfóbico

  • La profesionalización de los servicios de atención a víctimas debe estar garantizado mediante la capacitación no sólo en el acompañamiento sino también en la prestación del propio servicio.
  • Atentar directamente contra los principios básicos de la convivencia preocupa a la ONG activista, que considera se está banalizando el concepto por parte de muchos sectores políticos retrógrados que buscan precisamente que el concepto se vuelva opaco.

La Asociación SOMOS LGTB+ de Aragón, ONG activista de igual a igual, lleva más de 10 años trabajando en la prevención, detección e intervención de incidentes de odio y de discriminación LGTBIfóbica así como reclamando la necesidad de mejorar los mecanismos de denuncia de las víctimas de delitos de odio y la puesta en marcha de paquetes legislativos que blinden por ley la garantía de una igualdad legal y real al colectivo LGTBI.

Alejandro Sierra, responsable del Servicio Lambda de SOMOS, de apoyo, asesoramiento y orientación profesionalizada a víctimas, familiares y testigos de incidentes de odio, resalta que “la profesionalización del servicio que ofrecemos” porque “ante incidentes y delitos de odio, no vale la buena voluntad ni las meras intenciones de ayudar, se debe estar capacitada no sólo en el acompañamiento sino también en la prestación de un servicio”.

La importancia de los delitos de odio a personas LGTBI no viene dada solamente por lo que viven las víctimas, sino que se atenta directamente contra los principios básicos de la convivencia y son necesarias medidas legales para combatirlos, por ello, asegura Sierra, “nos preocupa la alarmante normalización de los delitos de odio que se están produciendo y la banalización del concepto por parte de muchos sectores políticos retrógrados que buscan precisamente que el concepto se vuelva opaco”.

Los delitos de odio son aquellas violencias cometidas contra una persona o contra sus propiedades por el hecho de su pertenencia real o percibida a un colectivo o grupo vulnerable, como pueden ser las personas LGTBI. La motivación de estas agresiones es el odio hacia este colectivo y pretende mandar un mensaje a toda esa comunidad: que ni somos iguales al resto, ni tenemos los mismos derechos.

“Se puede sufrir un incidente o delito de odio por LGTBIfobia sin conocer al agresor e incluso sin ser LGTBI. Basta con que el agresor, te asocie por lo que sea con ese colectivo” continúa diciendo el responsable técnico.  

La importancia de la denuncia en la policía o en el juzgado

Desde SOMOS insisten, en el día dedicado a las víctimas de delitos de odio, que lo importante cuando sucede un hecho es que éste se denuncie en comisaría o en el juzgado porque la infradenuncia es elevadísima.

Tras sufrir una agresión o un incidente violento se recomienda llamar desde el lugar de los hechos al 112 (Emergencias), al 091 (Policía Nacional), o al 062 (Guardia Civil) o solicitar los datos a los posibles testigos para facilitarles posteriormente si se decide denunciar desde otro sitio o en una comisaría.

Dicho esto, la ONG activista es consciente de que en muchas ocasiones no siempre se acoge bien a las víctimas por LGTBIfobia a la hora de denunciar, por lo que animan a víctimas y testigos a que antes hablen con SOMOS para que puedan asesorarlas y acompañarlas.

Alberto Barquero, Secretario de Organización de SOMOS, asegura que “el asesinato de Samuel hace pocos días, la violencia cada vez más brutal y visible, la impunidad con la que algunos políticos intolerantes hablan y el envalentonamiento de las personas LGTBIfóbicas han hecho que las personas d ela diversidad sexual y de género estemos ya muy hastiadas de esta situación; no se puede permitir que año tras año las cifras de delitos de odio LGTBIfóbicos suban y suban en datos”.

El Orgullo LTBI vuelve a las calles Aragonesas


Manifiesto Z-Orgullo’21

Alzad vuestra pluma orgullosa porque el Orgullo ha vuelto a las calles, tomando las
plazas y las ciudades que son de toda la ciudadanía y no sólo de unos pocos. Alzad
vuestra pluma orgullosa frente a quienes se apropian de las banderas y los símbolos y
de quienes niegan los derechos humanos y trabajan en pro de la discriminación, la
intolerancia y el odio.
Los Derechos Humanos no se negocian, se legislan
En junio de 1981, justo ahora hace 40 años, se realizó la primera descripción clínica
de casos de lo que se denominaría luego sida. Tan solo dos años después, en 1983,
los Laboratorios Pasteur aislaban el agente infeccioso responsable de esta nueva
enfermedad, el VIH. A lo largo de estas cuatro décadas, se calcula que cerca de 40
millones de personas han fallecido de sida en todo el mundo mientras que en España
el número de personas con VIH asciende a 150.000, y surgen en torno a 3.000 nuevas
infecciones al año.
En un 2021, declarado año de “Feminismos, Igualdad y Derechos Humanos”, nos
alineamos con ONUSIDA para proponer a la sociedad en su conjunto eliminar
totalmente el estigma que conlleva la infección por VIH dentro de su programa 95-95-
95 y lo hacemos porque sólo con el esfuerzo conjunto de las personas con VIH, las
organizaciones comunitarias, las personas que se dedican a la investigación, el
personal sanitario y las instituciones, se permitirá que en cuestión de pocos años
podamos controlar de manera efectiva lo que ha sido y es la peor crisis social y
sanitaria de la segunda mitad del siglo XX.
Y ya en pleno siglo XXI no podemos olvidarnos de lo que ha supuesto y supone la
pandemia de nuestros días, y la especial situación de vulnerabilidad en la que nos
hemos encontrado muchas personas del colectivo LGTBI, como consecuencia de la
crisis del COVID-19. 
Tanto el confinamiento, como la privación temporal de libertad, agravó las
discriminaciones ya existentes, lo cual se tradujo en un aumento de la violencia
intragénero y la sufrida por jóvenes confinados con familias LGTBIfóbicas, y de un
mayor aislamiento, sobre todo de las personas mayores y del colectivo trans, ya de por
sí muy vulnerable. 
Hoy denunciamos los niveles más altos de violencia, exclusión y privación de derechos
debido al estigma, la discriminación y la criminalización de nuestra realidad no sólo en
muchos países del mundo, sino también aquí, en Aragón. Por no hablar de la
problemática a la que se enfrentan muchas personas LGTBI ante los cierres de
fronteras, puesto que determinados documentos emitidos en un país, como
certificados de matrimonio, filiaciones y certificados de identidad de género, pueden no
ser reconocidos en otro.
Los Derechos Humanos no se negocian, se legislan: Ley Integral Trans ¡Ya!

Aquí le decimos a la extrema derecha que vamos a seguir estando presentes en la
sociedad, para participar y reforzar la democracia de nuestro país. Hoy no sólo
miramos a la derecha, sino también a la izquierda, porque los derechos trans son
derechos humanos, porque los derechos humanos no se negocian, se legislan para

que ninguna persona tenga que volver al ostracismo, ni tampoco a los armarios.
Porque no vamos a dar ¡Ni un paso atrás en la defensa de nuestros derechos! Y lo
denunciamos y denunciaremos a derecha y a izquierda.
En España, hay actualmente aprobadas leyes autonómicas para dotar de derechos y
protección jurídica a las personas trans y a las personas LGTBI que no se están
implementando. Y, a día de hoy, no existe un paquete legislativo de ámbito estatal que
proteja, ampare y defienda a lesbianas, gais, trans, bisexuales, intersex y a otras
identidades de género y orientaciones sexuales disidentes y a nuestras familias.  
Los derechos humanos no se negocian, se legislan.
Y desde aquí decimos alta y nítidamente: ¡Ley integral estatal trans, ya! ¡Libre
Autodeterminación del Género Ya! ¡Derechos trans ya! Nuestro país fue un ejemplo al
aprobar una de las primeras leyes de matrimonio igualitario en Europa. Juan Diego
Ramos presidente de SOMOS apunta: “En su momento, fue aplaudido y agradecido
por toda la sociedad civil, pero aún debemos alcanzar la igualdad real. Las personas
LGTBI seguimos siendo discriminadas y señaladas por los discursos de odio, y,
además, en el caso de las personas trans, la transfobia social e institucional acrecienta
las situaciones de exclusión social”.
Leticia Ojeda, vocal de Igaldad apunta “En 2021, dejamos claro que para lograr la
igualdad legal y real es absolutamente indispensable contar con los feminismos como
herramienta de transformación social para la consecución de derechos y derrotar a un
patriarcado, cisexista y heterosexista, que nos asfixia, nos armariza y también nos
asesina, especialmente a las mujeres”. 

Negar la violencia de género es negar los derechos
humanos de las mujeres, de todas las mujeres.
52 años han pasado desde las revueltas de Stonewall y hoy, de nuevo una mujer
trans, se dirige a las instituciones para decir ¡basta!

 Basta de terapias de conversión
 Basta de vetos parentales. 
 Basta de estigma y discriminación asociadas al VIH.
 Basta de criminalizar y ningunear a las personas LGTBI.
 Basta de lesbofobia, transfobia, bifobia y homofobia.
 Basta de racismo, de clasismo, de plumofobia, de xenobia y de cualquier otra
forma de discriminación y atentado a la dignidad de las personas y a sus
derechos fundamentales. 
 Basta ya de tratar a las personas trans como personas a las que tutelar.

Los Derechos Humanos no se negocian, se legislan:

Ley Integral Trans ¡Ya!
Ni un paso atrás

Bajo las premisas de seguridad y sanitarias establecidas por las Autoridades, podremos disfrutar, en el centro social comunitario Luis Buñuel, de las siguientes actividades previa inscripción

Tiro de bolso con grito agudo el 26 de junio a las 17:30 https://forms.gle/DVRQBtLQyzdTGf4y6

The pride party kiki practice  el 26 de junio a las 18:30  https://forms.gle/DpiiWX8JF4FdQ6zY7

Travesti race zgz el 26 de junio a las 20:15 https://forms.gle/3QQQAvJfQFcJpDgh8

Contacto de prensa:
Juan Diego Ramos Marikovich 653 862 595 Asociación SOMOS LGTB+ Aragón

Aragón acoge la campaña #ExigimoslaIgualdadTrans

Aragón acoge la campaña #ExigimoslaIgualdadTrans que

reivindica el derecho de autodeterminación de las personas trans

  • La bandera por la igualdad trans, que recorre las diecisiete comunidades autónomas españolas llegará este miércoles a Zaragoza.
  • Se trata de una iniciativa de FELGTB, Fundación Triángulo y Chrysallis, Asociación de Familias de Menores Trans* para fomentar la movilización ciudadana en favor de los derechos trans

(13/06/2021). Zaragoza acogerá el miércoles 16 de junio, la acción reivindicativa #ExigimosLaIguadTrans, campaña estatal en favor de los derechos trans organizada por la Federación Estatal de Lesbianas, Gais, Trans y Bisexuales (FELGTB), Fundación Triángulo y Chrysallis, Asociación de Familias de Menores Trans*, para fomentar la movilización ciudadana en favor de los derechos trans, especialmente, la autodeterminación de género.

En el marco de esta campaña, una bandera trans recorrerá España para reivindicar la igualdad de derechos de las personas trans. Será recibida en distintas ciudades en una serie de actos y concentraciones en calle para simbolizar la llegada de la igualdad legal para la parte más vulnerable del colectivo LGTBI.

La bandera llegará este miércoles 16 de junio a las Cortes de Aragón, en la que se presentará a la ciudadanía que la recibirá en una concentración convocada por las tres entidades organizadoras de la campaña a las 18,30h horas en la misma puerta de las Cortes de Aragón y recorrerá las calles de Zaragoza hasta el parque de la Aljaferia en el que se realizará una concentración y lectura de manifiesto.

Ese mismo días , a las 17,30h horas en las entidades locales como Chrysallis Aragón, Asociación SOMOS LGTB+ de Aragón y Magenta invitarán a las autoridades locales a firmar la bandera trans en un acto institucional como muestra de su compromiso y su apoyo en favor de la igualdad trans. El acto contará con la presencia de:

  • Victoria Broto, Consejera de Ciudadanía y Derechos Sociales del Gobierno de Aragón
  • Ángel Dolado Perez, Justicia de Aragón
  • Teresa Sevillano, Directora General de Igualdad y Familias del Gobierno de Aragón
  • Natalia Salvo, Directora General de Cooperación al Desarrollo del Gobierno de Aragón
  • María Goikoetxea, directora del Instituto Aragonés de la Mujer (IAM)
  • Susana Traver Piquer, Diputada delegada del servido de juventud y deportes, cooperación ONGs, asociaciones e igualdad de la DPT
  • Sara Fernandez Escuer, Vicealcaldesa de Zaragoza
  • María Fe Antoñanzas García, Concejala de Igualdad, Mujer y Juventud del Ayuntamiento de Zaragoza
  • Joaquín Egea, Senador por Teruel existe

Con estos eventos en Zaragoza, se da continuidad aun recorrido por toda España que va acompañado de una serie de concentraciones semanales. La campaña terminará en Madrid el próximo mes de junio con un acto frente al Congreso convocado en el marco del Orgullo Estatal, en el que se entregará la bandera suscrita por distintas personalidades de la política autonómica y local.

La bandera estará en Zaragoza el día 16 de junio y las entidades invitan a la ciudadanía Zaragozana y Aragonesa a que se concentre, “vista” sus ciudades con la bandera trans y con mensajes en favor de la igualdad (balcones, farolas, etc.

Con esta iniciativa se pretende evidenciar que la sociedad española apoya mayoritariamente los derechos humanos de las personas trans y defiende su derecho a ver reconocida su identidad sin necesidad de que ni jueces, ni médicos tengan que acreditarlo. Las organizaciones convocantes recuerdan que “no hay mayor vulneración de los derechos humanos que el que otra persona tenga el poder de decidir quién eres”.

Asimismo, se pretende evidenciar que, actualmente, las personas trans tienen más o menos derechos en función del territorio en el que residan y que se necesita de manera urgente una ley estatal integral que unifique criterios y garantice que estas personas puedan ver reflejada su identidad en su DNI, ya que esto es competencia estatal.