Metanfetamina

Efectos

Los efectos empiezan con una sensación de euforia o “rush” intenso y de corta duración, la intensidad de este depende de la vía de administración (tragada como pastilla, inhalada, fumada, inyectada), después de este levantón inicial comienza una fase de estimulación motora en la cual se percibe una mayor fuerza, mayor velocidad y hasta algunas veces mayor concentración. Esto es solo en apariencia, aunque hay reportes de personas bajo los efectos que realizan esfuerzos sobrehumanos o que llegan a resistir balazos o heridas graves sin notarlas demasiado. Por lo general, si se inhala o fuma, puede llegar a durar unas 6 horas, si se come o se inyecta, puede ser más, aunque esto no es claro ya que mucha gente repite dosis antes de que termine el efecto de su dosis anterior.

EFECTOS FÍSICOS

Se activa el sistema nervioso simpático, se tensan los músculos y el cuerpo está listo para huir o atacar, se dilatan las pupilas, aumenta el ritmo cardiaco (lo cual es peligroso para personas con problemas cardiovasculares), aumenta la temperatura y la respiración se vuelve más agitada. En un inicio, se percibe un incremento en la sensación de la fuerza y desaparecen el hambre y el cansancio, eventualmente esta aceleración va resultando en patrones de movimiento repetitivos parecidos a tics nerviosos. A esto se le añade una alta toxicidad y una capacidad de alterar los hábitos y actitudes normales en una persona a tal grado que pierde por completo los hábitos de limpieza o de cuidado de sí misma, terminando en un deterioro físico que muchas veces es mortal. Existe un síntoma muy visible que en inglés se llama Meth-Mouth o boca de meth que hace alusión a la corrosión que normalmente sufren los dientes de las y los usuarios principalmente por la deshidratación y el descuido.

EFECTOS PSICOLÓGICOS

La confianza y el valor aumentan, se pierde la capacidad de medir riesgos o tomar decisiones coherentes y saludables, a partir de una cierta dosis, la alteración puede ser tal que haga imposible para la persona el actuar o interactuar de forma normal con los demás. Puedes hablar y hablar sobre cosas sin sentido sin tener noción siquiera de lo que estás diciendo, aparecen síntomas de paranoia en donde se puede pensar que el mundo está en complot en contra de ti, además de que aparecen ciertos rasgos de psicosis y esquizofrenia, no es raro llegar a tener alucinaciones sensitivas y sensaciones de cosquilleo en la piel que lleva a las y los usuarios a rascarse incansablemente provocando llagas e irritaciones. Es muy fácil perder contacto con la realidad, perder la dimensión de los acontecimientos que te rodean y responder de forma violenta y fuera de lugar debido al obnubilamiento o confusión que se puede presentar sumado a los pensamientos paranoicos donde la persona se siente amenazada y observada.

Formas de Consumo

ORAL

Se toma en cápsulas o pastillas, tarda una hora en ser absorbida y se procesa un poco más lento, esto hace que el rush inicial no sea tan intenso y que los efectos sean más graduales, sin embargo, la mayoría de las y los usuarios, pueden empezar tragándola pero generalmente se mueven a las otras vías de administración.

INHALADA

Se puede inhalar el polvo (clorhidrato) o los cristales puros, el efecto toma unos tres o cinco minutos en subir y puede durar unas 5 horas, es bastante irritante y puede desgastar la nariz más rápido que la cocaína.

FUMADA

Se usan pipas de vidrio para cristal (o focos) en donde la llama no llegue directamente a la droga, otra variante es con papel aluminio y una pipeta o popote, de forma similar a como se fuma el opio. Puede ser un poco más regulado el efecto que puede durar un poco menos (4 a 6 horas), pero se corre el riesgo de no parar y estar fumando durante largos periodos para mantener el levantón del efecto inicial.

INYECTADA

Esta es la forma más peligrosa de consumirla, el efecto máximo se siente casi en cuanto entra al cuerpo y tiene esa misma duración que se puede prolongar hasta 8 o hasta 12 horas en casos extraordinarios, este método es el más riesgoso debido a la diferencia tan pequeña entre una dosis normal y una letal.

Reducción de daños

De preferencia no la consumas. Si la vas a consumir, recuerda mantenerte hidratado, buscar que siempre haya alguien presente que no esté bajo los efectos de la droga para ayudar en lo que se necesite en caso de emergencias o de pérdida de control por parte de quienes usen la sustancia. Trata de evitar el uso recurrente para tener menor riesgo de desarrollar tolerancia y adicción. Procura dormir bien después de haber consumido y agotado los efectos de la metanfetamina, si no duermes bien, es más probable que se sobre-estrese el cuerpo provocando todo tipo de reacciones adversas.

Fuente de la información

Anuncios