G – GHB

Efectos

Los efectos del GHB aparecen muy rápidamente (10-20 minutos) y duran aproximadamente una hora y media o dos, con efectos posteriores más suaves que pueden prolongarse otro par de horas. Es importante señalar que en dosis bajas el GHB suele actuar como un excitante, y en dosis altas como un sedante. El margen de dosificación entre ambos efectos es muy bajo, por lo que se recomienda cuidar mucho la dosis de esta sustancia.

Los efectos del GHB se manifiestan tanto a nivel físico como a nivel psicológico.

EFECTOS FÍSICOS

En dosis bajas y normales se pueden observar efectos de relajación muscular y ligera somnolencia. En dosis elevadas pueden presentarse mareos, náuseas, vómito, pérdida de coordinación, debilidad muscular y dificultad para moverse. En dosis altas los efectos pueden tornarse sumamente peligrosos, existiendo dificultad para respirar, depresión del sistema nervioso y pérdida de la conciencia hasta llegar al coma.

EFECTOS PSICOLÓGICOS

En dosis bajas y moderadas el GHB puede tener efectos empáticos. Se observa una sensación de bienestar similar a la borrachera después de haber consumido unos 3 ó 4 tragos, con sentimientos de empatía y desinhibición. En dosis medias se pueden experimentar sensaciones de calma, pasividad y somnolencia, en ocasiones experimentando cambios positivos en el estado de ánimo así como un incremento en la sensibilidad para escuchar música y bailar con la música. Sin embargo esto suele ir acompañado de pérdida de la coordinación y dificultades para hablar.  En dosis elevadas suele experimentarse un estado de relajación profunda que lleva a la persona usuaria a dormir. Si la cantidad es superior a los 4 gramos resultará muy difícil despertar a la persona durante 3 o 4 horas.

Formas de consumo

El GHB es altamente soluble en agua, por lo que se consume principalmente por la vía oral. Debido a esto se ha popularizado como una droga de clubes, ya que es fácil llevar GHB en botellas con agua u otros líquidos. Esto hace de su dosificación un asunto difícil, ya que es posible que la dosis sea muy elevada o muy baja. Si tomas el agua de alguien más en una fiesta y esta tiene un cierto sabor salado, es posible que tenga GHB. También es posible consumirlo como un polvo blanco con sabor ácido-salado, aunque esta modalidad es menos común.

Dosis

Es muy difícil de calcular la dosis cuando se adquiere el GHB ya diluido en agua, porque no se sabe la concentración que pueda contener. Por esto, si adquieres esta sustancia en agua se recomienda comenzar con tragos muy pequeños para medir el efecto que tiene en tu organismo. En estado sólido (en forma de polvo) una dosis baja es de 0,5 a 1 g; una dosis media es de 1,5 g; más de 2 gramos pueden inducir un sueño muy pesado o incluso un coma en personas muy sensibles. Las sobredosis peligrosas comienzan a partir de los 4 g y una dosis letal sobrepasa los 8 g.

Riesgos y contraindicaciones del GHB

Debido a que ambos actúan como depresores del sistema nervioso central, está desaconsejado consumir GHB en combinación con alcohol. La mayor parte de los casos fatales con GHB involucran la combinación de esta sustancia con el alcohol.  En caso de realizar esta combinación es fundamental reducir las dosis de GHB y espaciar las tomas, beber con moderación y optar por bebidas de baja graduación. Como en el caso del GHB por sí sólo, convendría que el consumidor se familiarizase con los efectos de esta combinación en un entorno seguro y empezando por utilizar cantidades bajas.

El uso repetido de GHB puede producir síndrome de abstinencia, cuyos síntomas incluyen el insomnio, la ansiedad, los temblores y la sudoración. Se han informado de reacciones graves de abstinencia en pacientes que presentan una sobredosis de GHB o compuestos relacionados, sobre todo si están involucrados otras drogas o alcohol

Dado que existe un margen muy pequeño entre las cantidades de GHB que producen desinhibición y aquellas que producen sedación, conviene ser extremadamente cuidadosos con la dosis que se consume. No consumas esta sustancia en dosis altas, los efectos de sedación que esta sustancia produce pueden inducir al coma en dosis altas.

El GHB es una de las sustancias más populares como droga de violación. Es por esto que no se recomienda tomarla en contextos en donde puedas encontrarte en peligro. No consumas esta sustancia si no te encuentras con personas en quien puedas confiar y con quienes estés segurx.

Bajo ninguna circunstancia consumas esta sustancia si te encuentras en embarazo o lactancia, pues puede generar daños en el bebé. También se desaconseja absolutamente consumir GHB si debes conducir cualquier tipo de vehículo o manejar maquinaria peligrosa.

Reducción de daños

El GHB es una sustancia cuya dosis es difícil de calcular. Dado que existe un margen muy pequeño entre las cantidades de GHB que producen desinhibición y aquellas que producen sedación, conviene ser extremadamente cuidadosos con la dosis que se consume.

Debido a que los efectos del GHB pueden ser extremadamente sedativos, es recomendable que el consumidor primero se familiarice con los efectos del GHB en un entorno controlado (una casa, por ejemplo), consumiendo dosis bajas y aumentándolas levemente en ocasiones posteriores hasta encontrar la cantidad que le aporta los efectos deseados.

Si piensas consumir esta sustancia, es aconsejable probar una pequeña dosis (apenas una “tapa”) para conocer su potencia. Para evitar la pérdida de control a la hora de dosificarse, conviene planificar el consumo antes de salir, calculando con antelación el número de tomas que se realizarán a lo largo de la noche.

La mezcla de GHB con alcohol está absolutamente desaconsejada. No obstante, en caso de realizarla es fundamental reducir las dosis de GHB y espaciar las tomas, beber con moderación y optar por bebidas de baja graduación. Como en el caso del GHB por sí sólo, convendría que el consumidor se familiarizase con los efectos de esta combinación en un entorno seguro y empezando por utilizar cantidades bajas.

El uso habitual de GHB produce tolerancia y dependencia, que se caracteriza por un síndrome de abstinencia particularmente desagradable y violento, por lo que se recomienda evitar los consumos frecuentes durante largos períodos.

Si piensas consumir esta sustancia, hazlo siempre en compañía de personas de confianza, que sepan que vas a consumir esa sustancia y que preferentemente al menos una de esas persona no lo haga. Es importante que alguien cuide a quienes consumen GHB para evitar incidentes o peligros mayores.

Ante desmayos y pérdidas de conciencia, para evitar que la persona pueda ahogarse con su propio vomito, se la debe tumbar de lado mientras se espera a que llegue la ambulancia.

El GHB puede estimular el apetito sexual e intensificar las sensaciones sexuales, por lo que en caso de que pienses consumir esta sustancia recuerda llevar contigo preservativos y lubricante.

Bajo ninguna circunstancia utilices esta sustancia si debes de conducir un vehículo. En caso de que lo hagas, evita conducir hasta que no hayan remitido claramente los efectos.

Fuente de la información

Anuncios