CHEMSEX

Información rápida sobre mezcla de sustancias

Cuando los medicamentos se mezclan, los efectos pueden aumentar drásticamente o pueden producir reacciones diferentes e impredecibles. A menudo mezclar medicamentos sin pensar en ello – vodka con Red Bull,  uso de mefedrona , oler  poppers en la pista de baile, utilizar  Viagra más tarde para la noche…

Incluso si crees que sólo estás tomando una sustancia piensa que a menudo son cortadas con otras sustancias, especialmente las que van en polvo o en pastillas.

Si usas determinadas sustancias y medicamentos para el VIH al mismo tiempo  ten en cuenta que puede haber algunas interacciones peligrosas.

cócteles

Consumir más de una sustancia añade tensión adicional al cuerpo, especialmente al corazón, al cerebro y al hígado, y a veces estos ‘cócteles’ puede dar lugar a una sobredosis, o incluso a la muerte de manera extrema, pero ten en cuenta que el bajón que te de después sea mucho más desagradable.

Si consumes dos sustancias que tienen el mismo efecto aumentan los riesgos de una reacción peligrosa. Por ejemplo, el consumo de dos depresores (G tomadas con  alcohol o ketamina) puede llegar a hacer que estés inconsciente o consumiendo dos estimulantes se puede ejercer presión real en el corazón o en la circulación.

Tu cuerpo también se estresa si estás consumiendo sustancias que tienen efectos opuestos: una sustancia te está diciendo que reduzcas la velocidad mientras la otra lo que te está haciendo es que aceleres.

De manera general, las sustancias tienden a ser agrupadas de acuerdo con el efecto que tienen en el cuerpo, por eso es importante conocer en qué categoría situamos las sustancias porque cuando las mezclamos arriesgamos más.

Depresores

Disminuyen las funciones de nuestro cuerpo y hacen que nos sintamos más relajadas/os/xs/es. Nuestro corazón y la respiración se ralentiza y se puede legar a sentir mucho sueño. Ejemplos de estas sustancias son:

Consumiendo depresores corremos el riesgo de ralentizar las funciones de nuestro organismo (especialmente la respiración y la función cerebral).

La mezcla de alcohol y G es una combinación particularmente arriesgada como lo es la mezcla de alcohol con pastillas para dormir y tranquilizantes.

Estimulantes

Los estimulantes aceleran las funciones de nuestro organismo, por eso nos sentimos más en alerta, el corazón nos late más rápido, nuestra presión arterial sube y nos podemos sentir con más nervios o doler y mover las mandíbulas. Algunas de las sustancias estimulantes más comunes son:

El uso de la cocaína y anfetaminas juntos llevan a nuestro corazón a un estrés excesivo, como cuando las consumimos habiendo bebido previa o paralelamente alcohol.

La mezcla de metanfetamina, viagra y poppers en cualquier combinación no es recomendable. diapositiva2

Anuncios