URGENTE ¡VOLVEMOS A LAS CALLES!

⚠️Volvemos a las calles⚠️

⭕️ Os anunciamos un acto para el próximo 17 de mayo, día internacional contra la LGTBIfobia: Concentración y cacerolada en la Plaza del pilar de Zaragoza, junto a Goya a las 19:00 h.

🗣Ante la pasividad del Gobierno central en el blindaje de los derechos de las personas LGTBI, nuestra voz.

Ven con nosotras a reivindicar tus derechos.

1 de mayo. Una de cada 4 mujeres lesbianas, bisexuales o trans ha sufrido discriminación por LGTBIfobia en el trabajo

Una de cada 4 mujeres mujeres lesbianas, trans o bisexuales (LTB) ha sufrido discriminación en el trabajo

Con motivo del Día Internacional del Trabajo (1 de mayo), la Federación Estatal de Lesbianas, Gais, Trans y Bisexuales (FELGTB)denuncia que 1 de cada 4 mujeres lesbianas, trans o bisexuales (LTB) ha sufrido algún tipo de discriminación en el ámbito laboralderivada de su pertenencia a una familia LGTBI. Así se desprende de un estudio realizado por FELGTB, en el marco del año temático “Feminismos, Igualdad y Derechos Humanos”. También revela que a un 35% de las mujeres LTB aún le resulta difícil hablar sobre la realidad de su familia en su trabajo.

Además, según muestra esta investigación, elaborada con una muestra de 190 respuestas que, aunque no es representativa, sí desvela datos orientativos sobre la situación de las mujeres del colectivo en el entorno laboral, casi la mitad de las mujeres LTB (un 46%) ha sufrido bromas, críticas o murmuraciones en su espacio laboral sobre su familia.

En este sentido, la coordinadora del año temático “Feminismos, igualdad y derechos humanos” de FELGTB, Niurka Gibaja, denuncia que las mujeres LTB “no solo estamos expuestas a bromas o críticas, sino a una violencia implícita que nos impide visibilizar nuestra realidad ante la amenaza de ser rechazadas, de perder un trabajo o de no encontrar espacios seguros y respetuosos con la diversidad”.

Asimismo, alerta de que “las mujeres LTB estamos expuestas a una doble discriminación laboral por machismo y LGTBIfobia”. Concretamente, “Las mujeres trans sufrimos la transfobia incluso antes de entrar en un trabajo y vemos directamente negado el acceso al mercado laboral”. Así, recuerda que “según otro informe de FELGTB, el 77% de las mujeres trans ha sufrido discriminación a la hora de buscar empleo”.

Necesidad de generar espacios seguros

Por su parte, el coordinador del Grupo Laboral de FELGTB, David Senabre, incide en que “cuando hablamos de derechos LGTBI, hablamos de derechos humanos. Uno de los derechos de las personas LGTBI que con más frecuencia se ve vulnerado es el derecho a ser visible en el ámbito empresarial y a ver normalizada nuestra orientación sexual, identidad de género o pertenencia a una familia LGTBI”.

“No vemos reconocidas nuestras identidades, ni nuestra orientación en el entorno laboral. Tampoco tenemos reconocido el derecho a un trabajo digno en condiciones justas ya que no tenemos las mismas oportunidades laborales que el resto de la población”, denuncia. Y es que, según la Agencia de los Derechos Fundamentales de la Unión Europea (FRA), el 30% de las personas LGTBI no se visibilizan como tal en su trabajo por miedo a la discriminación.

Así, defiende que “las personas LGTBI tenemos derecho a tener las mismas oportunidades laborales en un entorno que nos respete que el resto. Por ello, las empresas deben disponer de protocolos contra situaciones de LGTBIfobia y garantizar espacios seguros para la plantilla LGTBI”.

Además, añade que “es importante que las compañías se posicionen abiertamente contra cualquier tipo de discriminación para que, quien quiera, pueda visibilizarse. Deberían tener la garantía de que su condición de personas LGTBI no va a influir en su consideración como profesional o en las relaciones personales o profesionales que establezca en el entorno laboral”.

“Pasamos un tercio del día en el trabajo y un hecho tan cotidiano como tomar un café con tu equipo no puede suponer un momento de estrés. Sin embargo, lo es para muchas personas LGTBI que seguimos expuestas a la LGTBIfobia estructural que aún existe en las empresas”, denuncia. “No poder vivir nuestro día a día con naturalidad, ni poder hablar con tranquilidad de nuestra vida y nuestra familia merma nuestra autoestima. Es algo que provoca una presión añadida que reduce nuestra productividad, nuestra capacidad de hacer equipo y nuestro sentimiento de pertenencia a la empresa”, alerta.

La gestión de la diversidad LGTBI, tendencia en auge, pero insuficiente: el 40% de las personas LGTBI en España tiene dificultades para llegar a fin de mes.

Niurka Gibaja informa de que, tal y como reveló Top Employers a comienzos de 2021, las políticas de inclusión de la diversidad LGTBI continúan una tendencia ascendente en las grandes empresas. “La gestión de la diversidad LGBTI está favoreciendo la creación de compañías inclusivas, referentes a nivel corporativo y social, que reconocen la diversidad como un valor añadido. Les ayuda a ser más competitivas, más creativas y a obtener mejores resultados”, explica.

Sin embargo, tal y como aclara Gibaja, “pese a esta tendencia en auge a trabajar la diversidad LGTBI de las compañías punteras y referentes, las personas LGTBI aún son discriminadas en los entornos laborales”. “De hecho, según la FRA, el 40% de las personas LGTBI en España tiene dificultades más o menos graves para llegar a fin de mes, un 53% si hablamos solo de personas trans”, revela.

“A veces no es cuestión de falta de voluntad sino de desconocimiento”, añade Gibaja. Y es que según expone, “aún son muchas las organizaciones que no saben cómo generar estos espacios seguros, contribuyen a retener y atraer el talento LGTBI. Favorecen que cada persona pueda aportar lo mejor de sí misma a la empresa”.

Por eso, FELGTB ofrece dos iniciativas dirigidas a formar, sensibilizar y acompañar a las empresas para ayudarlas a cumplir con su responsabilidad de garantizar la igualdad de oportunidades. Los programas EMIDIS, para gestionar con éxito la diversidad LGTBI en los entornos laborales y “Yes, we trans” para favorecer la incorporación del talento trans a la empresa.

“Solo si el sector privado se implica en la erradicación de las discriminaciones por orientación sexual o identidad de género en sus espacios de trabajo, las personas LGTBI podrán tener las mismas oportunidades que el resto. En definitiva, para acceder al mercado laboral y desarrollar una carrera profesional que las proteja frente a discriminaciones y vulnerabilidades sobrevenidas”, asegura la coordinadora del año temático.

Una de cada 10 mujeres lesbianas ha dejado su empleo por problemas derivados de su orientación sexual

Según un estudio de FELGTB realizado con una muestra de 139 respuestas que, si bien no es representativo, sí revela datos orientativos sobre la situación de las mujeres lesbianas en el entorno laboral

Con motivo del Día Internacional de la Visibilidad Lésbica (26 de abril), la Federación Estatal de Lesbianas, Gais, Trans y Bisexuales (FELGTB) denuncia que hay mujeres lesbianas que se ven obligadas a dejar sus puestos de trabajo por la presión o agresiones más o menos explícitas que reciben debido a su orientación sexual. Así se desprende de una encuesta realizada por FELGTB entre 139 mujeres lesbianas de las que más de una de cada diez (20 mujeres en total), respondió afirmativamente a esa pregunta.

Esta investigación que, si bien no es representativa, sí revela datos orientativos sobre la situación de las mujeres lesbianas en el entorno laboral, también refleja que esta parte del colectivo sigue temiendo visibilizarse en el trabajo y como principales motivos destacan las bromas (70%), el miedo al aislamiento (56%) y el miedo a represalias (46%).

Así lo ha revelado la coordinadora de Políticas Lésbicas de FELGTB, Cristina Pérez, en un acto celebrado en el marco del año temático de FELGTB, “Feminismos, Igualdad y Derechos Humanos”, quien también ha recordado que las mujeres lesbianas sufren discriminaciones diarias en todos los ámbitos de su vida, no solo en el laboral. “Muchas mujeres jóvenes siguen sin poder ser como son en sus casas, con sus familias; otras sufren acoso y agresiones de todo tipo en sus centros de enseñanza”, ha denunciado.

Las mujeres lesbianas sufren violencias en todos los ámbitos

Este fue el caso de Inés, joven de 21 años, que ha explicado cómo en su colegio fue el resto del alumnado la que la sacó del armario contra su voluntad. “Me sentía tan mal por el acoso que falté mucho a clase, mis notas bajaron y no entré en la carrera que quería”, ha explicado. Además, ha relatado que, en Soria, su ciudad natal, no se atrevía a mostrar afecto a su pareja en la calle. “Solo con ir de la mano ya recibía una lluvia de miradas. No había referentes y cuando iba a por el pan todo el mundo me preguntaba cuándo me iba a echar novio. Al final me tuve que ir, solo quería irme, no aguantaba más la situación”, ha denunciado.

Cristina Pérez también ha alertado de que “además, seguimos siendo víctimas de delitos de odio y de supuestas terapias de reconversión ya que aún no están prohibidas en España”. Así, ha añadido que “estamos constantemente expuestas a la múltiple discriminación como consecuencia del machismo y la lesbofobia, además de otras vulnerabilidades como el hecho de tener discapacidad o por razón de etnia, edad o identidad de género, entre otras. No existe una forma de ser mujer y todas estamos atravesadas por varias interseccionalidades”.

En este sentido, Mª Ángeles ha evidenciado que ser lesbiana y tener discapacidad la ha expuesto a una mayor vulnerabilidad frente a la discriminación. Ha compartido que fue víctima de una paliza en la calle cometida por cuatro personas que la esperaron al volver de una noche de fiesta. A raíz de eso, Mª Ángeles volvió a armarizarse y ha contado que, aún hoy, muchos años después, “no soy capaz de ir de la mano de mi pareja, ni mostrar afecto en público. Sigo con pesadillas y no soy capaz de ir sola por la calle a determinadas horas”.

Por otra parte, la coordinadora de Políticas Lésbicas de FELGTB ha destacado que las parejas de mujeres siguen sin tener acceso garantizado a la reproducción asistida en toda España. “La ley nos discrimina porque no podemos filiar a nuestros bebés en igualdad de condiciones al resto de parejas si no estamos casadas”, ha denunciado. “La legislación actual nos obliga a contraer matrimonio antes del nacimiento para que ambas madres seamos reconocidas como tal. Si no, la no gestante, se ve obligada a adoptar a su propio bebé”, ha explicado.

Este ha sido el caso de Noelia y Pilu, quienes han explicado que más de un año después del nacimiento, Pilu aún no ha podido registrarse como madre. “No he podido disfrutar de mi baja por maternidad porque legalmente, mi hija, no es mi hija. No hemos querido casarnos así que cuando llegó el momento no pudimos filiar. En el propio Registro nos dijeron que era una discriminación pero que era así por ley”, ha explicado.

“Empezó la pandemia y tuvimos problemas para acceder al servicio de asesoramiento gratuito a la Comunidad de Madrid, no sabíamos lo que teníamos que hacer. Al final, hemos tenido que ir al juzgado, realizar un informe psico-social a petición del Ministerio Fiscal y hacer una entrevista. El informe psico-social salió favorable y ahora hay una resolución judicial que dice que lo mejor es que yo adopte a Fénix. Estamos a la espera de que nos cambien el libro de familia. No entendemos a quién protege esto o qué aporta el estar casadas. Si cuando nació Fénix en vez de conmigo, mi novia hubiera ido con cualquier hombre, el hombre hubiera podido filiar automáticamente a la niña porque a ellos no les piden ningún documento ni prueba de paternidad”, ha explicado.

Principales reivindicaciones

Para acabar con estas violencias, Pérez ha reivindicado que se garanticen por ley los derechos del colectivo LGTBI en general y de las mujeres lesbianas en particular. Así, ha exigido que se reconozca por ley el derecho de filiación directa de las parejas de mujeres y su acceso a las técnicas de reproducción asistida y que la educación en diversidad afectivo-sexual se imparta de manera generalizada para educar en diversidad y combatir el acoso y la violencia.

Asimismo, ha exigido que a través de la legislación se implanten protocolos de atención médica y ginecológica adaptados a las mujeres lesbianas; que se forme de manera obligatoria al personal de los servicios sociosanitarios y a los cuerpos y fuerzas de seguridad en materia LGTBI; que se fomenten medidas para erradicar la discriminación machista y lesbofóbica en el ámbito laboral y que se garantice el derecho de asilo para mujeres lesbianas en España en igualdad de condiciones del resto de solicitantes.

VisibLes Fest

Durante su intervención, Cristina Pérez también ha anunciado la celebración de la segunda edición del festival de reivindicación y visibilidad lésbica VisibLes Fest en el marco del que, durante los días 26, 27 y 29 de abril, a las 18.30 horas, activistas y referentes lésbicos hablarán sobre feminismo e interseccionalidades, maternidades cuir y sexualidad y salud lésbica a través de Facebook FELGTB  y Youtube.