Porque fueron SOMOS, porque SOMOS serán. Hoy celebramos nuestro 10º Aniversario.

El 15 de abril de 2010, una nueva organización impulsada por siete personas diversas (en orden alfabético, Alejandro Sierra, Iván Ruíz, Julia Pérez, Juan Diego Ramos, Loren González, Luis Miguel Gómez y Santi Sáenz) veía la luz en el panorama asociativo aragonés. En ese momento jamás pensaron, ni tan siquiera soñado, lo que suponía esa decisión.

Ese primer grupo originario tenía experiencia en el mundo del asociacionismo, la participación y en el activismo feminista, laico y LGTB y lo único que deseaba era un espacio seguro LGTB en Aragón que fuera a su vez apartidista y asindicalista en el cual poder desarrollar políticas progresistas desde la independencia.

A lo largo de estos diez años de vida, muchísimas personas han pasado por la organización: voluntariado, personas asociadas, personas usuarias, simpatizantes, personal técnico, familias y también muchas curiosas, porque también las ha habido. A la vez, muchas organizaciones sociales, centros educativos, centros sanitarios, administraciones públicas y empresas han trabajado con nosotras.

A lo largo de estos diez años una ingente cantidad de acciones de visibilidad, sensibilización, formación, información, atención, orientación e incidencia política se han desarrollado con un único objetivo: erradicar la discriminación y las violencias hacia las personas LGTBI y lograr una igualdad legal y real.

Juan Diego Ramos, Presidente de SOMOS y socio fundador de la ONG activista, comenta que costó muchísimo empezar: es un recuerdo tan lejano que sólo las que vivimos aquellas eternas reuniones de los primeros años sentadas en el suelo de mi casa sin que absolutamente nadie nos escuchara nos acordamos de que muy poca gente nos ayudó; todo fueron piedras en el camino porque la independencia tiene un coste muy alto e incomodábamos mucho.

Sólo quedamos tres fundadoras en el actual equipo de socias pero la organización es fuerte y trabaja en su propio futuro, dice Alejandro Sierra, uno de los socios fundadores que sigue perteneciendo a la organización, porque, añade, ha sido impresionante ver cómo la organización se ha sabido construir y deconstruir constantemente. Creo que las socias originarias que estábamos ahí en ese momento coincidiremos en que el punto de inflexión en el modelo organizativo de SOMOS fueron sus II SOMOSencuentros (en 2012), en los cuales decidimos que debíamos dejar de ser una entidad exclusivamente de incidencia política para pasar a ser también una organización asistencial.

Para Loren González, el tercer socio fundador que sigue siendo asociado en la actualidad, el motor siempre ha sido el inconformismo y el reto siempre ha sido que teníamos cosas que hacer, ámbitos en los que trabajar, personas a las que atender, reivindicaciones que luchar o derechos que defender y jamás nos hemos dado por vencidas.

Cuando termine el confinamiento tendremos tiempo de vernos, abrazarnos, cuidarnos, querernos, tocarnos y celebrarnos, afirman desde la organización.

Mientras tanto, continúa diciendo el comunicado, actualizamos nuestro logotipo sólo para este año a modo de conmemoración mientras seguimos haciendo lo que saber hacer: activismo.

En nuestro décimo aniversario, concluye el comunicado, seguiremos trabajando en Aragón para lograr tres objetivos claros a corto plazo. En primer lugar, que se implementen nuestras leyes aragonesas de una manera digna; en segundo lugar, que tengamos unos orgullos donde las voces de ese día y la organización de los mismos sean las de los colectivos LGTBI y, en último lugar, que para que las intersecciones de lugar de origen, edad, (dis)capacidad, pertenencia a una familia diversa, el idioma, el seroestatus, la realidad el trabajo sexual o el aspecto físico, entre otros factores discriminatorios, se tengan en cuanta a la hora de abordar los problemas a los cuales nos enfrentamos las personas LGTB.