Las mujeres LBT de SOMOS paramos, un año más, el 8 de marzo.

Las mujeres lesbianas, bisexuales y trans de SOMOS paramos un año más este 8 de marzo porque, además de las reivindicaciones generales de todas las mujeres, nuestra realidad como mujeres lesbianas, bisexuales y transexuales hace que estemos ya muy hartas.

Al machismo y la misoginia que sufrimos a diario se une la lesbofobia, la bifobia y la transfobia.

A las que somos de fuera o somos racializadas se suman el racismo, la xenofobia y – por supuesto – el clasismo, y si encima somos de determinadas zonas del mundo, la islamofobia nos señala constantemente, seamos o no creyentes.

A las que vivimos con VIH y somos visibles como seropositivas, se suma la serofobia, y a las invisibles y las que nadie escucha por no tener ni siquiera un hogar, la aporofobia.

Y sufrimos, porque así nos lo hacen saber también, un capacitismo atroz aquellas que tenemos alguna diversidad funcional.

En un año 2019, declarado por la FELGTB y sus entidades como de “Mayores sin armarios: ¡Historia, lucha y memoria!” las mujeres de SOMOS tenemos muy presentes a nuestras compañeras mayores, a aquellas que estuvieron en las calles hace 30, 40 y 50 años y que a día de hoy tienen que volver a salir a proteger su dignidad frente a los mismos que la atacaban entonces, frente al mismo sistema patriarcal.

Las mujeres LBT de SOMOS somos plurales y diversas y nos afecta de manera especial la cis-heterosexualidad en la que se basa el patriarcado, por todo ello, este 8 de marzo, saldremos a las calles, haremos huelga y nos haremos escuchar.

Es primordial el respeto a todas las mujeres, tengan la identidad sexual que tengan. Las mujeres transexuales, como las mujeres cisexuales, somos plenamente mujeres y exigimos respeto a nuestra identidad.

Es necesaria la puesta en marcha de protocolos en el ámbito sanitario que atiendan la realidad de la salud sexual en mujeres que tenemos relaciones sexuales con mujeres y más necesaria es aún la formación del personal médico.

Es importantísimo que se apliquen medidas reales y, sobre todo, efectivas, que palíen la discriminación machista, misógina, tránsfoba, bífoba y lesbófoba que vivimos en todos los ámbitos de la sociedad, haciendo especial hincapié en los ámbitos educativo, sanitario y laboral así como que también se tomen medidas que favorezcan la inclusión laboral de las mujeres transexuales.

Es esencial, para que estas reivindicaciones tengan garantías, que se apueste por la formación y sensibilización de todo el personal de las Administraciones Públicas y de aquellos espacios y ámbitos en los cuales se intervenga con personas, especialmente si están sostenidos con fondos públicos.

Es fundamental que las mujeres lesbianas, bisexuales y transexuales nos visibilicemos, demos la cara y establezcamos referentes positivos en la sociedad.      

Así mismo, urge la aprobación de la prometida modificación de la Orden Ministerial por la cual se impedía “a toda mujer sin pareja varón” acceder a técnicas de reproducción asistida. Desde SOMOS, exigimos la pronta modificación de la medida y que toda persona con capacidad gestante pueda acceder a dichas técnicas.

Las parejas de mujeres reclamamos, además, poder inscribir a nuestras hijas, hijos e hijes en el Registro Civil en las mismas condiciones que las parejas de diferente sexo/género.