SOMOS y ESTAMOS contra las violencias machistas. Por un feminismo trans-incluyente.

20181125 VIOLENCIA MACHISTA - CARTEL GENERALLos datos son terroríficos, ¿pero cuánta violencia machista no se recoge en datos? Cuantificar en Aragón la violencia machista es cuantificar la desgarradora realidad de la violencia en su máxima expresión. El mundo tiene un problema de primer orden al que no se están poniendo las herramientas suficientes.

El machismo es un factor de riesgo para todas las mujeres y las niñas  y ese machismo intolerable se ve reforzado por la transfobia que sufrimos a diario las mujeres trans, afirman con contundencia desde el Grupo Trans de SOMOS. 

Erradicar toda manifestación de violencia contra las mujeres es trabajar específicamente en la prevención y el abordaje de las violencias sexuales y también de las agresiones sexuales contra las mujeres y las niñas, eliminando con ello las ideas cisexistas sobre la realidad mujer y para ello la única herramienta incuestionablemente válida es el feminismo.  

Andrea R. Belle Isle, Vocal de Jóvenes de SOMOS, llega a firmar que “la interseccionalidad trae de cabeza al feminismo clásico; lo desborda porque continuamente, como siempre ha sucedido en el feminismo, emergen nuevos sujetos sin solicitar permiso para hablar, lo que implica un reto fundamental: abordar viejas y nuevas heridas y discursos excluyentes”.

Versiones binaristas -y poco emancipadoras- de determinados relatos científicos sobre lo que vendría a ser el concepto sexo empieza a parecer un asunto cíclico en el feminismo, un as en la manga sacado en el momento justo en el que el sujeto del feminismo amenaza con perder sus contornos conocidos.

Por todo esto, desde SOMOS, además de trabajar para erradicar las violencias machistas en nuestra sociedad dicotómica, apostamos como herramienta de superación de violencias por el feminismo trans-incluyente. Una filosofía y una práctica que nos ayude a emancipar a personas, sobre todo, en el contexto contemporáneo en el que vivimos y en el que constantemente se nos medicaliza, patologiza y mercantilizan nuestros malestares.

SOMOS y ESTAMOS contra las violencias machistas