Sr. Alcalde de Alcorcón, sí es usted homófobo, bífobo y tránsfobo.

Hoy leíamos la carta que Jesús Generelo, presidente de la Federación Estatal de Lesbianas, Gais, Transexuales y Bisexuales, FELGTB, dirigía al señor D. David Pérez, Alcalde de Alcorcón, y no podemos mantenernos calladas.

El ilustrísimo señor Pérez ha comentado que piensa demandar a Arcópoli, asociación universitaria LGTB de la Comunidad de Madrid, por haberle acusado de “homofobia, transfobia y bifobia”. Y resulta que en SOMOS también lo pensamos, señor alcalde: pensamos que es usted un homófobo, un bífobo y un tránsfobo. Asuma usted la crítica, que ya es mayorcito, o demándenos también a nosotras.

Todo nuestro apoyo, compañeras de Arcópoli. 

arcopoli1Arcópoli, SOMOS, FELGTB…  defendemos los derechos de lesbianas, gais, transexuales y bisexuales entre otras identidades sexuales y de género y orientaciones sexuales no normativas y cuando afirmamos que hay conductas LGTBfóbicas es porque las hay, porque nuestra esencia como asociaciones, colectivos, ong’s… es precisamente luchar contra esas conductas, vengan de donde vengan. Y en este caso vienen de usted, señor Pérez. ¡Qué democrático sería que las y los representantes públicos velaran por la no discriminación!

Hoy Generelo recuerda en su carta una serie de verdades que nos hacen pensar que usted, Sr. Pérez, es un homófobo, bífobo y tránsfobo, y nos recuerda con algunos hechos, como que 

– En el mes de junio se ausentó de la Asamblea de Madrid para no votar la Ley por la igualdad LGTBI que, finalmente, se aprobó por unanimidad y que puede ser una herramienta muy eficaz frente a la discriminación por orientación sexual e identidad de género.

– En los últimos meses, se ha negado a ejecutar diversas resoluciones a favor de la igualdad del colectivo LGTB aprobadas por mayoría en el Ayuntamiento de Alcorcón.

– A las diversas demandas de nuestras compañeras de Arcópoli para reunirse para trabajar frente a los delitos de odio por orientación sexual o identidad de género en su localidad, usted ha dado la callada por respuesta.

– Cuando Arcópoli lo apeló vía Twitter para obtener esta reunión, el señor alcalde se limitó a bloquear la cuenta de esta organización.

– Tampoco ha respondido cuando desde la sociedad civil se le han requerido explicaciones por estas actitudes, como poco, escasamente dialogantes.

Por esto desde SOMOS pensamos que, como dice Arcópoli y la propia FELGTB, es bastante lógico pensar que hablamos de LGTBfobia.

Para terminar, además de reiterar nuestro apoyo a nuestras compañeras, queremos resaltar que es de una bajeza política y democrática brutales que pretenda demandar a un colectivo LGTB por ejercer su libertad de expresión. Dice mucho de un representante público esta actitud. 

Anuncios