El Informe Delitos de Odio 2015 muestra la punta del iceberg de las agresiones por LGTBfobia

Un informe del Ministerio del Interior muestra que el colectivo LGTB ocupa el 4º lugar en denuncias  de los delitos de odio en España

Según el Observatorio Redes contra el Odio de la FELGTB , el 70% de las víctimas por orientación sexual e identidad de género, no denuncia

El informe de Delitos de Odio 2015 del Ministerio del Interior muestra la punta del iceberg de las agresiones por orientación sexual e identidad de género.

Tal como FELGTB había trasladado al Ministerio del Interior en diversas ocasiones, este nuevo  informe corrige por fin la recogida errónea de  los 2 anteriores (2013 y 2014) en los que el número de denuncias de víctimas de delitos de odio era mucho mayor y por causas diferentes a las que las organizaciones LGTB estaban recogiendo.

Según muestra el informe, este año se han contabilizado 168 agresiones e incidentes  por esta causa, frente a las 523 de 2014. Este descenso no muestra realmente una disminución de los delitos, sino una forma diferente de catalogarlos.

Según el Observatorio Redes contra el Odio de la FELGTB más del 70% de quienes sufren agresiones físicas o verbales, o amenazas con tintes LGTBfóbicos no denuncia. La cifra de agresiones, por tanto, si extrapolamos datos, superaría el medio millar. El miedo a salir del armario o la sensación de que no habrá consecuencias para sus agresores, entre las principales razones para no acudir a la policía.

Es decir, aunque se está trabajando en la recogida de datos y en la aproximación de los cuerpos y fuerzas del estado a las víctimas, seguimos hablando de un colectivo bastante invisibilizado y expuesto a grave riesgo de sufrir violencia.

Por lo tanto, desde FELGTB se demanda al Ministerio del Interior:

  • Una Ley de Protección Integral contra los Delitos de Odio que mejore el tratamiento de las denuncias y la protección de las víctimas.
  • Mejoras en los registros policiales.
  • Formación policial estructural.
  • Formación de operadores jurídicos.
  • Aplicación del protocolo para las fuerzas y cuerpos de seguridad del estado.
  • Una campaña de acercamiento a las víctimas y apoyo a las entidades que ejercen de mediadoras.

“La solución a un grave problema que carcome los cimientos de los valores de nuestra sociedad ha de ser integral. En general, se están colocando parches, pero es preciso ahondar en las raíces de la cuestión. Y el sistema educativo no puede quedar al margen”, afirma Jesús Generelo, Presidente de la FELGTB

Anuncios