Brutal paliza homófoba a una pareja gay en Almería

AL GRITO DE “MARICONES”, DOS JÓVENES HOMOSEXUALES RECIBIERON UNA BRUTAL PALIZA EN LA FERIA DE ALMERÍA EL PASADO LUNES. UNA DE LAS VÍCTIMAS TUVO QUE SER OPERADA DE FRACTURAS EN LA MANDÍBULA Y EL BRAZO.

La madrugada del pasado lunes 24 de agosto, dos jóvenes gays que se encontraban en las inmediaciones de la caseta que Colegas, el colectivo de lesbianas, gays, bisexuales y transexuales, tiene en la Feria de Almería, recibieron una brutal paliza al grito de “maricones” que terminó con una de las víctimas ingresada en el Hospital Torrecárdenas, donde tuvo que ser intervenida quirúrgicamente por fracturas de mandíbula y brazo, además de contar con varios dientes rotos y otras contusiones.

Los hechos se produjeron en torno a las 3h en el recinto ferial de la Vega de Acá, cuando la pareja, menor de 26 años, se encontraba disfrutando de la feria cerca de la caseta de Colegas, asociación a la que pertenece una de las víctimas. Tres personas se acercaron después de identificar a los chicos como pareja del mismo sexo, les increparon al grito de “maricones” y otros insultos homófobos y les terminaron propinando una brutal paliza.

A consecuencia de los golpes recibidos, una ambulancia tuvo que atender in situ a uno de los heridos, que presentaba varias fracturas y fue trasladarlo al hospital. La otra víctima presentaba un ataque de ansiedad. Colegas espera denunciar los hechos cuanto antes, mientras los agresores aún no han sido identificados.

Con esta paliza, son ya cuatro los casos de agresión homófoba registrados en España en los últimos 15 días. Tres de ellos en Madrid y uno en Almería. El anterior ocurría el sábado 22 de agosto cuando una pareja gay fue agredida en Madrid mientras paseaba por Gran Vía, no muy lejos donde el pasado mes de abril también se registró otro ataque homófobo.

Hace unos días, una joven transexual fue agredida en un local de comida rápida en la capital yun grupo de chicos gays fue atacado en un bar en Alcalá de Henares.

Os recordamos que Madrid cuenta con un protocolo policial contra la homofobia y una nueva aplicación móvil para denunciar la LGTBfobia.

Anuncios