Una mujer trans, asesinada a golpes en Alicante

el

Nuevo asesinato de una mujer trans, que en ese caso nos toca muy de cerca. La mujer, de 41 años y nacionalidad brasileña, fue encontrada aún con vida en el ascensor de un edificio del barrio alicantino de la Albufereta a primera hora del martes. Había recibido una brutal paliza que finalmente le causó la muerte. Dos sospechosos han sido ya detenidos.Se trata de dos ciudadanos franceses, de 32 y 21 años.

Los dos presuntos agresores, que este viernes pasarán a disposición judicial, pasaban unos días en la casa de unos conocidos, en el mismo edificio de Alicante en cuyo ascensor fue encontrada la víctima. La brutal agresión, según los primeros indicios, se produjo durante la madrugada del martes, después de que de alguna forma los detenidos contactaran con la mujer. Se han barajado varias hipótesis, entre ellas que la víctima fuese directamente contratada como trabajadora sexual o que los detenidos la conocieran en un local de las inmediaciones y luego la invitaran a subir a la casa. No se descarta que la agresión se desencadenara al conocer la condición transexual de la mujer, en lo que sería un crimen tránsfobo en toda regla. Habrá que esperar a que se complete la investigación para tener una idea más clara de lo sucedido. Por lo que respecta a la muerte, todo apunta a que se debió a los golpes recibidos, aunque aún no se conocen los resultados definitivos de la autopsia.

El colectivo alicantino Diversitat ha calificado de “terrible” lo sucedido y ha pedido que se trate como un delito de odio. “Esperamos que caiga todo el peso de la justicia y que se contemple que este no ha sido un asesinato más, sino que está inspirado en el odio, e incluso, en la violencia de género”, ha declarado su secretario general, Juan David Santiago. Diversitat se mantiene en contacto tanto con la Policía como con diversos colectivos sociales y ha anunciado para este jueves 23 de julio una concentración de repulsa a las 12:00 horas en la céntrica plaza de la Muntanyeta, convocada por la Plataforma Feminista de Alicante (de la que Diversitat forma parte).

Juan David Santiago, por cierto, también ha lamentado el tratamiento que algunos medios están dando a lo sucedido, que desde Diversitat consideran“ofensivo” para la víctima, familia y amistades. Lo cierto es que, además del tono con el que se enfoca la noticia, a nosotros nos sigue sorprendiendo el uso –generalizado en este caso– de términos y expresiones inadecuadas y la referencia a la víctima en masculino: “un travesti brasileño”, “un transexual brasileño”, etc. Un síntoma de que las personas transexuales, y en particular las mujeres trans, siguen siendo el grupo más vulnerable y estigmatizado dentro del colectivo LGTB.

Esperemos que se haga justicia y que el peso de la ley caiga sobre los responsables de esta atrocidad.

Anuncios