El poderoso y emotivo discurso de Caitlyn Jenner en los ESPY Awards

«Las personas transgénero merecen algo vital, merecen respeto», dijo al recoger el premio «Arthur Ashe» al coraje

El poderoso y emotivo discurso de Caitlyn Jenner en los ESPY Awards

AFP
Jenner en su discurso de aceptación

Caitlyn Jenner recibió este miércoles el premio al coraje «Arthur Ashe» en los ESPY Awards, que organiza la cadena ESPN. Para introducir su figura, lxs organizadorxs proyectaron las imágenes de Jenner, cuando aún era hombre y se llamaba Bruce, en su participación en los Juegos Olímpicos de Montreal en 1976. «Las personas buscaban un héroe en quien creer y ahí estaba él. Bruce Jenner hizo que patriotismo fuese ‘cool’ otra vez», le describían.

Jenner, quien ahora dista mucho físicamente del hombre que ganó el decatlón en unos juegos dominados por la Guerra Fría, bromeó antes de subir al escenario: «¿Se supone que tengo que hablar después de eso?». Tras recordar que los últimos meses han sido para ella un «torbellino» debido a su cambio de género, reconoció que le gustaba someterse a situaciones de gran presión, y decidió bromear diciendo que la elección de su vestido esa noche, un vestido largo de Versace color crema, había sido uno de los momentos de mayor presión de su vida.

Después de los chistes, llegó la parte dura del discurso, en el que alzó su voz sobre las tragedias que rodean a la comunidad transgénero, a la que ella ahora pertenece.

«La verdad es que hasta hace algunos meses yo no había conocido a nadie que fuese transgénero, que fuese como yo. Nunca lo había hecho, como ya saben, traté mi situación de forma privada durante años. Y ahora ha sido una experiencia que me ha abierto los ojos, inspirándome, pero también aterrorizándome», ha dicho.

«A las personas transgénero las abusan, les golpean. Están siendo asesinadxs y ellxs se suicidan. Mi petición esta noche es que se unan a mí, y conviertan este problema en uno de los de ustedes.Tenemos que empezar con la educación. Tuve la fortuna de conocer a Arthur Ashe varias veces, y sé que la educación era algo muy importante para él», ha dicho, recordando al tenista estadounidense que le da nombre al premio, el primer jugador de tenis de raza negra seleccionado para el equipo de la Copa Davis de EE.UU, el único hombre negro que ha ganado los sencillos en Wimbledon, el abierto de Estados Unidos o el Abierto de Australia.

Jenner continuó recordando que muchas personas presentes en la sala en ese momento estaban siendo reconocidos por un trabajo duro. «Esta transición ha sido más fuerte de lo que había imaginado. Las personas transgénero merecen algo vital, merecen respeto. Y de ese respeto viene también una comunidad más compasiva, más empática, y un mundo mejor. Prometo hacer lo que sea por remodelar el paisaje de cómo las personas transgénero son vistas y tratadas», dijo Jenner, a quien varias veces se le quebró la voz y soltó un par de lágrimas.

Agradeció el apoyo de su familia, y mientras decía esto, enfocaban a su hija pequeña, Kylie, secándose las lágrimas. «Nunca quise herir a nadie, sobre todo a nadie de mi familia y mis hijxs», dijo Jenner, que tiene de seis.

La ahora estrella de televisión señaló que ella seguirá en el sector de los deportes, porque fue el que le «mostró el mundo» y le ofreció «una identidad». Dijo que si querían colocarle motes, hacer chistes sobre ella y dudar de sus intenciones, las personas tenían toda su libertad en hacerlo porque ella lo puede «aguantar», pero pidió que no se someta a burlas y maltratos a los jóvenes y otras personas transgénero que se están enfrentando a esa complicada decisión en sus vidas. «Esto no es sobre mí, es sobre nosotrxs aceptándonos lxs unxs a lxs otrxs. Somos diferentes, y eso no es algo malo, es algo muy bueno».

Anuncios