Tarjeta roja por usar ‘gay’ como insulto

El gesto del árbitro es bastante evidente. “Largo de aquí, homófobo”, podría estar diciéndole perfectamente a Simen Juklerod, jugador de fútbol noruego que actualmente juega en el Baerum SK de la segunda división noruega.

Aunque bueno, eso de que da patadas a un balón es testimonial. Nuestro protagonista usa todo tipo de artimañas para sacar del partido a sus adversarios, pero esta vez, sus tretas acabaron con él en el vestuario antes de tiempo.

Desde la Federación Noruega de Fútbol se ha hecho hincapié últimamente en que cualquier actitud discriminatoria debe ser motivo de expulsión directa por “conducta antideportiva”. Así, cuando el colegiado oyó que el futbolista llamaba a un rival “gay” como insultó no lo dudó ni un segundo.

“Hubo un segundo en el que no estaba pensando, y sí lo dije. Claro que es desafortunado, pero no creo que deba ser tarjeta roja”, explicaba Junklerod después del partido. Mientras el club investiga el incidente, esperamos una sanción ejemplar para erradicar este tipo de actitudes.

Anuncios