Besada masiva contra un supermercado homófobo

¿DÓNDE? EN BRIGHTON. ¿POR QUÉ? PORQUE UNA CADENA DE SUPERMERCADOS EXPULSÓ A UNA PAREJA DE LESBIANAS POR HABERSE DADO UN BESO. LA RESPUESTA CIUDADANA NO SE HIZO ESPERAR.

El periodista Michael Segalov, de la revista Vice, lleva mucho tiempo quejándose del ambiente homófobo de Brighton. Vive en la ciudad inglesa desde hace cuatro años y, aunque en materia gay este sea un lugar mejor para vivir que su natalDoncaster, lo cierto es que son muchos los ataques a la comunidad LGTB que ha presenciado o que han llegado a sus oídos.

El último tuvo lugar el pasado fin de semana, cuando una pareja de lesbianas fue expulsada de un supermercado de la famosa cadena Sainsbury’s. ¿Por robar? No, por el mero hecho de darse un beso. La expulsión venía motivada por la queja de otro cliente que consideró un riesgo para la seguridad de su hijo la muestra pública de afecto entre dos mujeres homosexuales. Indignado como estaba, Segalov no tardó en convocar a la comunidad gay a una masiva quedada en el supermercado para que expresaran todo ‘su amor a la cadena’.

El resultado, más de 1.000 personas se dieron cita en el local lideradas por Segalov y la drag queen Lydia L’Scabies, que improvisó un pequeño discurso:“No quiero que nadie sea odiado por la manera en la que vive su vida”, pronunció ante la multitud que se había congregado allí para condenar la homofobia.

Probablemente, este Sainsbury’s de Brighton no volverá a ver jamás su local así de abarrotado: