Irán ejecuta en la horca a dos homosexuales

Vuelve el terror. Irán ha ejecutado en la horca dos hombres gays por mantener “sodomía consentida”. La condena máxima tuvo lugar el pasado miércoles (6 de agosto), pero hoy hemos conocido la información por un reporte publicado en The Daily Beast (TDB).

Dos medios de comunicación iraníes hablan de las ejecuciones públicas de estos dos hombres en una explanada Shiraz, una ciudad de 1,2 millones de habitantes al sur del país.

Uno de ellas, Jonoub News (en persa), asegura expresamente que las ejecuciones se debieron a que los condenados eran homosexuales. Incluye una galería de 29 imágenes en las que se observa el ahorcamiento de los dos gays, junto a otros dos condenados por siete cargos de robos a mano armada. Advertimos que las fotos, de la agencia MEHR, pueden herir la sensibilidad. 

Otra fuente, Dadfars (también en persa), no especifica que los “crímenes” tuvieran que ver con que los dos hombres fueran homosexuales, pero define a los penados como “villanos inmorales”. Asegura que habían sido condenados a muerte para “promover la seguridad de la comunidad” y para “reducir el sufrimiento de las víctimas”. 

Los nombres de los dos asesinados han sido publicados en ambos medios. Son Abdullah Ghavami Chahzanjiru y Salman Ghanbari Chahzanjiri. Sus muertes forman parte de una oleada de ejecuciones en Irán, que suma ya más de 400 desde que comenzó 2014, según la ONGIran Human Rights.

 

Todo tipo de relaciones sexuales que no sean mantenidas dentro de un matrimonio heterosexual permanecen prohibidas. Las relaciones homosexuales que son mantenidas en privado por dos adultos que consienten en ella, están estrictamente prohibidas y son castigadas con la pena de muerte. Desde los 15 años (mayoría de edad para hombres en Irán), una persona puede ser condenada de muerte.

Desde 2007 no se habían reportado casos de penas de muerte por homosexualidad en el país islámico. Ese año, fue ejecutado un adolescente, Makwan Mouloudzadeh, quien había confesado haber mantenido una relación homosexual anal a los 13 años. Dos años antes, otros dos adolescentes iraníes, Mahmoud Asgari y Ayaz Marhoni, de 16 y 18 años respectivamente, fueron sentenciados a muerte acusados de haber violado a un niño de 13 años.  Son pocos los casos con final feliz.