¿Un género menor?

el

En los últimos años van saliendo a la luz casos de menores con una clara identidad de género diferente a la que su biología marca. Casos en que madres y padres han reaccionado con ternura y han dado su apoyo a su hija, a su hijo; casos donde ya desde la más tierna infancia les han marcado comportamientos, han corregido “defectos” y los han conducido a la frustración… casos de transfobia que se han vivido desde la mirada inocente de un o una menor que no entendía lo que pasaba por sentirse bien siendo diferente a lo que el cuerpo y la sociedad le marcaban y prohibían.

Cuando se habla de menores de edad y de niñas y niños pequeños se piensa que la identidad de género se decide por quien los educa, pocas veces se piensa en su felicidad en este sentido. El caso de una menor transexual andaluza ha hecho saltar las alarmas y la discriminación oculta.

La menor, alumna del colegio San Patricio, de Málaga, gestionado por una Fundación dependiente del obispado prohibió a la menor llevar uniforme femenino, permitiendo de forma implícita su clara discriminación e impidiendo (o marcando) su identidad sexual .

Este hecho discriminatorio, una actitud “normal” en la iglesia católica, ha provocado otras actitudes no menos victimizantes para la menor, que niegan sus derechos. La Junta de Andalucía, que, en principio parecía dispuesta a investigar a fondo el caso y abrir un expediente a la escuela, ha actuado como Pilato y se ha lavado las manos, aunque se comprometió a proteger el derecho de la menor y garantizar su libre desarrollo. La Junta ha conciliado en el conflicto y la menor ha cambiado de escuela.

Es un caso más, un caso actual, un caso en el que la transfobia se vive desde los 7 años o que, simplemente, ha sido visible. Los y las menores son víctimas de las decisiones de las personas adultas y doblemente victimizadas cuando la administración decide cuál debe ser su géner , únicamente posible, y marcado por su sexo biológico. El derecho al propio cuerpo es un tabú para el estado, por las administraciones, lo es en el caso de las mujeres de todas las edades, lo es en el caso de las personas transgénero, sea cual sea la edad.

Fuente del artículo

Anuncios