La FELGTB rechaza la sentencia que rompe una familia de Valencia

Según El Mundo, el Tribunal Supremo niega la inscripción del hijo de dos valencianos nacido en California a través de gestación subrogada

La Federación Estatal de Lesbianas, Gais, Transexuales y Bisexuales quiere denunciar la discriminación que se produce en la filiación de menores cuando tienen progenitores del mismo sexo. Hoy El Mundo ha hecho pública una sentencia del Tribunal Supremo que vulnera los derechos de dos gemelos nacidos de gestación subrogada en California a los que les niega el amparo de sus dos padres en España. 

Los menores, con una partida de nacimiento estadounidense en la que constan los dos padres, tienen derecho a ver reconocida su familia en España, pero el Tribunal Supremo impone que sean registrados sólo con un padre, estableciendo una filiación diferente a la que ya tenían, lo que es contrario al interés superior de los menores y les deja en una situación de desprotección y vulnerabilidad jurídica.

Esta sentencia tiene un fuerte fundamento ideológico, prueba de ello es lo ajustado de la votación, 5 votos a 4, negándose a ver la diversidad familiar existente y oponiéndose a la doctrina del Constitucional que recogía  el carácter evolutivo que debían tener la interpretación de las leyes para adaptarse a la realidad social que debían regular.

Las parejas de dos hombres han dado visibilidad a la gestación subrogada, una técnica a la que han accedido mayoritariamente parejas de distinto sexo sin que la Fiscalía haya recurrido jamás la filiación por parte de sus progenitores.

“La distinción que se hace de las familias, según la compongan un hombre y una mujer o dos hombres, es un escenario jurídico muy preocupante para la Federación, que observa cómo una vez más el trato a las familias con dos madres o dos padres no respeta el principio de la igualdad. La discriminación es el único fundamento de esta sentencia”, ha destacado Isabel Gómez, vocal de Igualdad de la FELGTB. 

Boti G. Rodrigo, presidenta de la Federación, ha afirmado que “la responsabilidad de que las familias sean reconocidas en igualdad es del Gobierno. Suya es la Fiscalía que recurre unas filiaciones sí, otras no, discriminando a las familias en las que no hay una mujer que conste como madre. A estos niños y niñas se les expone a una situación de inseguridad registral y documental que en 2010 deseó salvaguardar la instrucción la Dirección General de Registros y Notariado, de 2010. Es necesario abordar el tema de frente y aportar seguridad jurídica a todas las familias”.