Golpean y muerden a un menor en Gandía por ser gay en su instituto

Cuesta creer que hoy en día, en nuestro país, tengamos que soportar según qué situaciones como la que hoy denunciamos en este diario. La noticia nos llegaba ayer, a través de Facebook, por los amigos de unjoven de Gandía, A.Z., de apenas 14 años. Rápidamente nos poníamos en contacto con la familia del menor para tratar lo ocurrido y, en efecto, nos atendía Hortensia, una madre desesperada ante la impotencia de querer defender a su hijo homosexual ante la brutal paliza a la que lo han sometido tres adolescentes de su edad.

Porque, además, los hechos han ocurrido, supuestamente, dentro de su instituto de Gandía, según denuncian la propia madre y el menor A.Z. Al parecer, y después de repetidos insultos que se venían repitiendo en los últimos meses por la manera en la que el chico viste, se peina, camina y anda, tres chicos de su edad -dos chicos y una chica- decidían cogerlo por sorpresa en el patio del instituto y acorralarlo porque, además, este adolescente es homosexual.

El joven, sorprendido, no supo reaccionar ante los insultos de “maricón” que le gritaban sus compañeros de curso. Lo peor vino después, cuando decidieron pasarse a los puñetazos, arañazos y hasta mordiscos. El resultado es visible, tal y como podéis contemplar en la foto publicada. Los padres de A.Z. fueron llamados al instituto y acudieron rápidamente. Allí, supuestamente y en base a la versión de la madre, el jefe de estudios les dijo a los padres que “cogiesen la mochila” y que “no acudan de nuevo hasta el lunes”. Naturalmente, la familia llevo al menor agredido al ambulatorio, donde fue atendido por mordeduras y arañazos, además de otras heridas de carácter leve.

El menor nos ha confesado que no se atreve a salir de casa, y que el susto todavía le impide comer con normalidad. Su madre, angustiada, nos ha comentado que ya han denunciado a los tres menores que han pegado la paliza a su hijo, pero que tiene miedo de que “todo quede en nada” y A.Z. termine en otra pelea peor entre más niños, o tomen represalias desde el instituto contra el chico. Un instituto que se ha negado a contestar a nuestras preguntas, ni siquiera para desmentir la noticia.

Ahora hay que esperar a que la justicia pueda hacer algo al respecto de estos hechos que ya han conmocionado a Gandía y al resto de la ciudad de Valencia. De momento, le mandamos la mejor de las suertes a A.Z. y confiamos en que su terrible experiencia no solo no se repita sino que, además, sirva para que otros centros educativos tomen medidas de seguridad al respecto. Su familia nos cuenta que continúan haciéndole pruebas médicas para descartar traumas derivados de los arañazos y mordiscos.

menor agredido