De ley: Uganda encerrará de por vida a los homosexuales

De ley: Uganda encerrará de por vida a los homosexuales

A pesar de las críticas de la comunidad internacional, en Uganda aprueban proyecto de ley que mandará a la cárcel de por vida a los homosexuales que sean “atrapados en el acto”.

Diputado David Bahati

Uganda.- Activistas LGBT (Lésbico, Gay, Bisexual, Trans) y medios locales, han informado que elParlamento de Uganda aprobó leyes que criminalizan la homosexualidad, castigándola hasta con la cadena perpetua.

Por su parte, el diputado David Bahati, uno de los promotores de esta ley homofóbica celebró el“voto contra el Demonio” que dieron los legisladores, asegurando que se trataba de una “victoria para Uganda”.

“Estoy feliz de que el Parlamento haya votado contra el mal”, declaró Bahati, no obstante, lamentó que el proyecto de ley aprobado no incluía la pena de muerte que el documento original establecía.

“Puesto que somos una nación que teme a Dios, valoramos la vida de manera holística. Estos valores explican que los diputados adoptaran este proyecto de ley, sin importar la opinión del mundo exterior”, predicó Bahati.

Del otro lado de la moneda está la desprotegida Comunidad LGBT de Uganda, como el activista gay Frank Mugisha, quien tras la aprobación de la ley sólo pudo declarar: “Estoy oficialmente en la ilegalidad”.

Lo único que falta para que la ley que castiga la homosexualidad con cadena perpetua entre en vigor, es la firma del presidente de Uganda, Yoweri Museveni.

Este proyecto de ley permanecía “atorado” desde 2009, debido principalmente a las criticas de la comunidad internacional; el presidente Barack Obama llegó a calificarla de “odiosa”.

En un principio el proyecto legal incluía pena de muerte para los que fueran descubiertos reincidiendo en actos homosexuales, así como para las relaciones homosexuales donde uno de los participantes fuera menor de edad o portador del VIH.

De hecho, ser homosexual ya estaba prohibido en Uganda, pero esta ley endurece los castigos y oficializa la homofobia. Ahora la sociedad se creerá capaz de discriminar a la Comunidad LGBT de Uganda sin temor a represalias legales.