Un adolescente británico de 14 años se suicida con los medicamentos de su instituto

el

Otra noticia trágica que no nos gustaría escribir: un niño británico de 14 años, abiertamente gay, se suicidió la semana pasada en Essex por la presión tras el acoso constante que sufría. Lo más escandaloso del asunto es que lo hizo tomándose una gran cantidad de pastillas almacenadas en el propio instituto.

El chico dejó dos notas de suicidio en las que se dirigía directamente a sus acosadores, y la historia no puede ser más triste: desde 2010, Ayden denunció 20 situaciones de acoso. Hace un año ya intentó, sin éxito, quitarse la vida.

Fuente de la noticia

Anuncios