Sanidad ignora una vez más a los especialistas en Enfermedades Infecciosas y Microbiología , denuncia SEIMC

El Ministerio remitió la semana pasada el proyecto de Real Decreto de Troncalidad al Consejo de Estado sin informar a los especialistas y éstos señalan que sin especialistas en Enfermedades Infecciosas y con una microbiología troncal, España retrocede al nivel de los años 60 del siglo pasado

Los expertos de la Sociedad Española de Enfermedades Infecciosas y Microbiología Clínica (SEIMC) han conocido la noticia, a través de la prensa, de que desde el Ministerio de Sanidad se ha remitido al Consejo de Estado el proyecto de Real Decreto de Troncalidad. Una vez más, Javier Castrodeza, Director General de Ordenación Profesional del Ministerio, ha dejado de lado a los profesionales ya que ningún miembro de la SEIMC ha tenido acceso al documento remitido al Consejo de Estado.

El borrador de este Real Decreto, publicado en el mes de diciembre del año pasado, no contemplaba ninguna de las aspiraciones de la SEIMC: el reconocimiento de las Enfermedades Infecciosas como especialidad del tronco médico y la no troncalidad de la especialidad de Microbiología Clínica. Por el contrario, el borrador configura Enfermedades Infecciosas como un Área de Capacitación Específica (ACE) e incluye a Microbiología en el tronco denominado “Laboratorio y Diagnóstico Clínico”.

Cuando el Partido Popular estaba todavía en la oposición y en el año 2011 la anterior ministra de Sanidad, Leire Pajín, anunció el reconocimiento de la especialidad de Enfermedades Infecciosas en el Pleno del Congreso de los Diputados, el PP respaldó la propuesta. Sin embargo, una vez en el poder, todo ese compromiso se ha desvanecido con los nuevos responsables del Ministerio, encabezados por la Secretaria General de Sanidad, Pilar Farjas y el Director General de Ordenación Profesional, Javier Castrodeza. Asimismo, representantes del Partido Popular en la oposición en anteriores legislaturas y ahora en órganos de representación nacional y autonómica han manifestado a la SEIMC su desacuerdo con el borrador del decreto.

España es diferente

La mayoría de los países europeos cuentan con la especialidad en Enfermedades Infecciosas, a excepción de Chipre, Luxemburgo y Bélgica. “No entendemos por qué extraña razón España vuelve a ser diferente. Desconocemos los intereses ocultos que mueven a los responsables de Sanidad a rechazar algo que tanto los profesionales, como muchas de las CC.AA dirigidas por el Partido Popular y las asociaciones de pacientes llevan reivindicando desde hace años”, comenta muy decepcionado el Dr. José Mª Miró, actual presidente de SEIMC. “Todas las reuniones que hemos mantenido con los responsables del Ministerio han sido improductivas. Nos sentimos muy decepcionados con este gobierno”, concluye el presidente.

En un hospital, el 35% de los pacientes tiene una infección y el 40% está recibiendo antibióticos. Sin embargo, sin especialistas en Enfermedades Infecciosas y con una microbiología troncal, España retrocede al nivel de los años 60 del siglo pasado. Nuestro país no será capaz de afrontar retos de futuro y abordar adecuadamente el diagnóstico de las enfermedades infecciosas, el manejo y tratamiento de los pacientes que las padecen y su prevención. ¿Queremos eso para nuestro SNS, querrán eso los pacientes infectados por el VIH, los trasplantados, los pacientes ingresados en los hospitales con infecciones por microbios resistentes a los antibióticos o que padecen cualquier otra enfermedad infecciosa?

Desde un punto de vista económico, ninguna de las peticiones de SEIMC implica sobrecostes presupuestarios para las arcas de la sanidad española. Muy al contrario, la propuesta del Ministerio de Sanidad supone un claro incremento del coste en la futura formación de los microbiólogos y un sobrecosto asociado al no reconocimiento de Enfermedades Infecciosas como especialidad. Esta decisión choca frontalmente con las recomendaciones europeas y pone en jaque la viabilidad de la Sociedad Científica.

La no existencia de la especialidad provocará que no haya un relevo generacional natural, dada la incertidumbre que genera entre los médicos más jóvenes esta situación. El hecho de no reconocer la especialidad significa no querer admitir lo que ya existe: que las Unidades de Enfermedades Infecciosas se han ido constituyendo, en las últimas décadas, como servicios, secciones o unidades, factor que ha implicado el gran desarrollo asistencial, docente y científico de las enfermedades infecciosas.

Para los especialistas microbiólogos de la Sociedad, la homogeneización de la formación troncal común implicará que los conocimientos y habilidades de los especialistas serán sustancialmente menores en relación con el modelo actual. El área de conocimiento de Microbiología y Parasitología no posee competencias comunes, ni transversales y tiene muy pocos puntos en común con el de las demás disciplinas que se han integrado en el tronco de “Laboratorio y Diagnóstico Clínico”, haciendo pues, poco viable y eficiente desde el punto de vista de la formación, la organización de dicho tronco.

Apoyo internacional

Existen argumentos de sobra para que Ordenación Profesional dé el paso definitivo: la SEIMC cuenta con el apoyo incondicional de la Unión Europea de Especialistas Médicos (UEMS), de la Sociedad Europea de Microbiología Clínica y Enfermedades Infecciosas (ESCMID) y de la propia legislación Europea que indica que el periodo formativo debe ser de, como mínimo, 4 años.