Los obispos advierten que la ley que permite las bodas gays es más grave que cambiar la monarquía por la república

Martínez Camino llama a la reforma que permite casarse a personas del mismo sexo “ley de destrucción de matrimonio de 2005″ y dice que no le extraña que “hubiera obispos en la manifestación”.

Juan Antonio Martínez Camino, secretario general y portavoz de los obispos españoles
uan Antonio Martínez Camino, secretario general y portavoz de los obispos españoles, afirmó en la SER que “en teoría, los obispos sí pueden elegir a una mujer para sustituirme como secretario general de la Conferencia Episcopal” y añadió que “las mujeres podrían dar mucho más en las parroquias y en los colegios”.

Martínez Camino abandonará la secretaría general del Episcopado porque ha agotado los diez años establecidos y el próximo día 20 de noviembre, tras la Asamblea Plenaria, se dará a conocer a su sucesor.

Sobre el Papa Francisco, Martínez Camino dijo que “es un hombre del Evangelio, un hombre libre, no digo que los anteriores no lo fueran y esto nos ayuda a tener cintura”, y admite el portavoz de la Conferencia Episcopal, quien reconoció que el Pontífice “descoloca” desde el punto de vista positivo: “ha sido una sorpresa positiva”, señaló.

A la pregunta de si la Iglesia católica abrirá el debate del papel de la Iglesia española durante el franquismo, como ha hecho el Papa al decir que nunca colaboró Martínez Camino dice que el debate ya está abierto.

Monseñor Camino asegura que los obispos no ha convocado ninguna manifestación en nuestro país “porque luego la historia pasa la factura” y aseguró que la Conferencia Episcopal no convocó la protesta contra la ley de destrucción del matrimonio:“Fueron los que quisieron”.

Y es que el obispo auxiliar de Madrid calificó la ley que permite el matrimonio entre personas del mismo sexo, la conocida como ley del matrimonio homosexual, como “ley de destrucción de matrimonio de 2005, ya que se suprimieron las palabras padre, madre, esposa y esposo”.

“Esa ley ha destruido el matrimonio. Ojala hubiese ley de matrimonio homosexual, lo que hay ahora es la destrucción de matrimonio de todos. Cambiar esa ley por 15 votos es más grave que cambiar de monarquía a república, no me extraña que hubiera obispos en la manifestación”.

Respecto a la reforma educativa, la conocida como Ley Wert, el portavoz de los obispos fue muy crítico. “Si la ley de Educación, la LOMCE, sale como está, no cumple con los acuerdos con la Santa Sede, ya que En educación infantil no hay religión y en Bachillerato tampoco.

“Los acuerdos dicen que será de oferta obligatoria en los centros, tienen que ofertarla no imponerla, sin embargo en la LOE sí, y en esta no: “Está mejor tratada la religión en la ley vigente”, concluyó.

Anuncios