Izquierda Unida de Andalucía elige como nuevo líder a Antonio Maíllo, abiertamente gay

Antonio Maíllo ha sido elegido coordinadorde Izquierda Unida de Andalucía con el 83% de los votos y sin ningún voto en contra. Un resultado que demuestra el amplio apoyo que suscita Maíllo entre los diversos sectores de la formación de izquierda, no siempre bien avenidos. Pero si traemos a Maíllo a dosmanzanas es por su condición de político abiertamente gay.

De 46 años, licenciado en Filología Clásica, Antonio Maíllo ha dedicado buena parte de su vida a la docencia, como profesor de latín en enseñanza media, actividad que durante años ha simultaneado con la política. Fue concejal en Sanlúcar de Barrameda (Cádiz) y Aracena (Huelva) y actualmente es director general de Administración Local de la Junta de Andalucía, cargo que abandonará en breve tras ser elegido nuevo líder andaluz de IU en sustitución de Diego Valderas. Maíllo es abiertamente gay, tal y como confirmó en agosto pasado en una entrevista a Radio Sierra de Aracena“¿Es el primer director de instituto de Aracena homosexual?”, le preguntaron. “Al menos que yo sepa. No sé si en los 58 años de instituto ha habido alguno que estaba en el armario, pero fuera del armario, sí, he sido el primero” , contestó.

Antonio Maíllo es un convencido defensor del pacto de Gobierno entre PSOE e IU en Andalucía y defiende que esta fuerza política se implique en dar soluciones a los problemas. “No nos podemos quedar en la propuesta, sino convertir el Boletín Oficial de la Junta de Andalucía en un instrumento de resistencia”, ha declarado. El nuevo líder de IU ha pedido hacer un esfuerzo para incorporar a las filas de su formación a las capas urbanas.“No podemos quedarnos en ser una fuerza simpática, que saque el 5% de los votos”, ha afirmado.

Políticos abiertamente LGTB

Aunque con retraso en relación a otros países europeos, parece que muy poco a poco la visibilidad LGTB va ganando terreno en la política española. Por lo que se refiere a políticos con responsabilidades de Gobierno, en enero hacíamos referencia a la inclusión de Santi Vila en el Gobierno catalán, si bien no se trataba del primer político abiertamente gay en ocupar un puesto destacado en un Gobierno autonómico. Ya Jerónimo Saavedra fue presidente de Canarias en los años ochenta (luego sería ministro y alcalde de Las Palmas), aunque en su caso su salida pública del armario no se produjo hasta el año 2000. Ernesto Gasco, tras ser concejal en San Sebastián y diputado, fue por su parte viceconsejero en el Gobierno de Patxi López. En ambos casos se trata de políticos socialistas.

Sin responsabilidades de Gobierno, pero ocupando posiciones de relevancia política en sus comunidades, podemos mencionar al catalánMiquel Iceta, que durante más de una década fue viceprimer secretario del PSC y portavoz de grupo socialista en el Parlamento catalán, o a Jaume Collboni, portavoz de ese mismo partido, del cual en 2011recogíamos la noticia de su boda. En Euskadi destaca el caso de Iñaki Oyarzábal, secretario general del PP vasco. Mucho más difícil resulta sin embargo encontrar nombres de mujeres. Destacamos dos: los de las socialistas Carla Antonelli, diputada en la Asamblea de Madrid y activista transexual, y Ángeles Álvarez, en nuestro conocimiento la única diputada abiertamente lesbiana del Congreso.

 

 

 

 

Dosmanzanas.com