Más de mil personas rodean la catedral de Santiago por un aborto “libre y gratuito”

Más de un millar de personas han rodeado la Catedral de Santiago de Compostela tras marchar por las calles de la capital gallega en defensa del aborto “libre y gratuito” y para mostrar su rechazo a la reforma de la ley del aborto anunciada por el ministro de Justicia, Alberto Ruiz-Gallardón. Bajo el lema ¡As mulleres decidimos!, la manifestación ha sido convocada por la Plataforma polo Dereito ao Aborto, que integra 60 asociaciones, sindicatos y grupos políticos contrarios a la reforma de la actual legislación al considerar que “es un paso atrás en los derechos sexuales y reproductivos” de las mujeres.

Una de las portavoces de la Plataforma, Paula Ríos, ha asegurado que esta es “la agresión más fuerte a los derechos de la mujer“, pues el Gobierno “pretende que las mujeres vuelvan a casa”. “La mayoría de la población está de acuerdo con la actual ley, no hay voluntad social de cambiarla”, ha asegurado Ríos, quien además, ha considerado lo que ocurre es que “el Partido Popular se deja llevar por la presión del lobby de la Iglesia y los sectores más reaccionarios”.

Gran presencia policial

Pese a la lluvia, cientos de manifestantes han partido de la estación de trenes de Santiago pasadas las 17:15 horas de este domingo, portando carteles en los que se podía leer peticiones por un “aborto libre y gratuito” o “no al cierre de los centros de planificación familiar”. Durante la marcha, en la que ha habido una gran presencia policial, con furgonetas de la Policía Nacional ubicadas en distintos puntos por los que pasó la gente, los participantes han coreado consignas como Que desilusión que o pai de Gallardón non puxera o condón (Que desilusión que el padre de Gallardón no pusiera el condón) o Imos queimar a Conferencia Episcopal por machista e patriarcal (Vamos a quemar la Conferencia Episcopal por machista y patriarcal) 

Tras recorrer las calles de la capital gallega, los manifestantes han llegado a las inmediaciones de la Catedral compostelana, a la que han rodeado con las manos unidas para simbolizar su rechazo a una modificación de la norma en vigor que “responde a intereses de sectores reaccionarios y de la Iglesia Católica“. Después de rodear el templo, los manifestantes se han dirigido a la Praza de Praterías, en donde la organización ha leído un manifiesto en el que han denunciado “la vuelta atrás sin precedentes” que se ha producido con el PP después de una “batalla dura y persistente en el tiempo” por “el derecho de las mujeres a decidir su maternidad”.

Así, tras defender las “condiciones mínimas” de la Ley de Salud Sexual y Reprodutiva y de la Interrupción Voluntaria del Embarazado, puesta en marcha por el Gobierno socialista –aunque la consideran “muy mejorable”– han censurado la reforma impulsada por el actual Ejecutivo popular por seguir líneas marcadas por entidades como la Red Madre. “Queremos que exista el derecho al aborto libre, sin más causas que la voluntad de la mujer en las primeras semanas, en la cartera de servicios de la sanidad pública”, han reclamado en el manifiesto, en el que también han demandado que se ponga a disposición de “todas las mujeres” que quieran ser madres posibilidades “reales” de hacerlo con servicios sociales, salarios igualitarios y escuelas públicas.

Toda la oposición 

Además de diversos colectivos sociales como la Rede Feminista Galega, la Marcha Mundial das Mulleres, Ve-La luz o la Plataforma SOS Sanidade Pública, en la marcha han participadorepresentantes de todos los grupos políticos de la oposición, quienes también han mostrado su “firme rechazo a la modificación de la legislación”, así como organizaciones políticas como Compromiso por Galicia (CxG).

En concreto, la diputada del PSdeG en el Congreso y ex secretaria de Estado de Igualdad, Laura Seara, que ha estado acompañada de varias diputadas socialistas en la Cámara gallega, ha defendido la actual ley en vigor aprobada en 2010 “que da seguridad jurídica” a la mujer y que se caracteriza por “el equilibrio territorial y el respeto de las mujeres a decidir sobre su maternidad”.

Por su parte, la viceportavoz de AGE en Parlamento, Yolanda Díaz, ha asegurado que “esta reforma” quiere “hacer retroceder a la mujer más de 20 años” y “controlarlas desde su sexualidad”. “No lo vamos a consentir y vamos a pelear hoy y durante los próximos días en las calles para parar esas políticas retrógradas y reaccionarias dirigidas por la Conferencia Episcopal”, ha apuntado. En este sentido, también se ha mostrado la responsable de acción feminista del BNG, Ximena González, quien ha considerado que “ser o no madre” tiene que ser una decisión “única de la mujer”, por lo que “hay que reivindicar ese derecho y no dar ni un paso atrás en materia legislativa”. La marcha también ha contado con la presencia del portavoz nacional del BNG, Xavier Vence, así como de diversos diputados.

 

Imagen de la catedral de Santiago de Compostela rodeada por los manifestantes por el aborto libre. EP

 

 

http://www.publico.es