Crece la homofobia en Zambia

Paul Kasonkomona fue detenido por pedir en un programa de televisión que se despenalizara la homosexualidad en el país, mientras que una joven pareja fue arrestada y acusada de sodomía. Estos dos casos han llamado la atención de los medios internacionales, sorprendidos por el repunte de la homofobia en el país africano.

 

Dos nuevos casos de homofobia han alertado a la comunidad internacional sobre la situación del colectivo LGTB en Zambia. Si ya de por sí el contexto en el que se tienen que desenvolver los homosexuales y los transexuales en el continente africano es complicado, en países como en Zambia, el problema se agrava.

Paul Kasonkomona, de 38 años, un activista de los derechos del colectivo LGTB zambiano, fue detenido el mes pasado después de haber estado presente en un programa de televisión en el queexigía al Gobierno que despenalizara la homosexualidad.

A este desgraciado suceso se le ha unido esta misma semana el caso de una joven pareja homosexual que fue arrestada y acusada formalmente de un delito de sodomía. Felipe Mubiana, un peluquero de 20 años, y James Mwape, un albañil de 21.

Lo cierto es que la homosexualidad ha estado considerada como delito en Zambia desde el fin del colonialismo de Gran Bretaña. La sodomía puede llegar a estar penada con hasta 14 años de prisión. Sin embargo, en la historia reciente del país, estos son los primeros casos, lo que unido al poco espacio de tiempo, permite poder hablar de una creciente homofobia.

Edgar Lungu, Ministro del Interior de Zambia, declaró recientemente, “los que defienden los derechos de los homosexuales deben ir al infierno, eso es algo que no vamos a tolerar. No habrá tal discusión sobre los derechos de los homosexuales, esa cuestión es ajena a este país”.

Lamentablemente, esta terrible situación no se limita a Zambia, ya que por ejemplo, en la vecina Uganda, están debatiendo sobre un proyecto de ley que pene con la muerte a la homosexualidad. En Zimbabwe, el Presidente Robert Mugabe se hizo tristemente famoso por su frase “los homosexuales son peores que los cerdos y los perros”. Por último, en Malawi se condenó a 14 años de cárcel a una pareja homosexual por haber celebrado su “matrimonio”.

 

 

 

Universogay

Anuncios