El matrimonio igualitario sigue adelante en el Reino Unido a pesar de las trabas

el

Un acuerdo entre conservadores y laboristas permite sacar adelante el proyecto de ley sobre el matrimonio igualitario, al tiempo que evidencia la división de opiniones en el partido “tory”, que dio libertad de voto a sus diputados.

 

El partido Conservador y el Laborista han alcanzado un acuerdo gracias al cual la ley sobre el matrimonio igualitario puede seguir adelante en su tramitación parlamentaria, tras un intenso debate en la Cámara de los Comunes que, de paso, ha evidenciado la división de opiniones en las filas ‘tories’.

Esta división es debida a la libertad de voto otorgada por el partido conservador a sus diputados para pronunciarse a favor o en contra de ampliar las uniones civiles a todo tipo de parejas. La formación “tory” ha decidido anteponer la ideología individual a la disciplina de partido después de que en el pasado mes de febrero, la mitad de sus parlamentarios rechazasen el matrimonio igualitario.

El futuro del proyecto de ley sobre el matrimonio igualitario se vio peligrar debido a una estrategia “de última hora” del sector más conservador del partido “Tory” del propio Primer Ministro, David Cameron. Estos presentaron una enmienda al citado proyecto para que la actual normativa de parejas de hecho (que seguirá estando en vigor para los homosexuales que no quieran legalizar su relación a través del matrimonio), se extienda también a las parejas heterosexuales.

Esto, que en principio podría entenderse como una iniciativa progresista en busca de la igualdad de derechos entre heterosexuales y homosexuales, es muy probable que solo tenga un fin práctico, el de retrasar la entrada en vigor del matrimonio igualitario. El motivo sería que el Gobierno debería estudiar la manera de hacer efectiva dicha decisión, lo que se estimaba que podría tardar entre 2 y 5 años, y un total de 4.800 millones de euros.

Finalmente, la propuesta conservadora no consiguió salir adelante, tras ser rechazada por 340 votos en contra y 150 a favor, de los cuales 121 procedieron de los conservadores, incluidos dos miembros del Ejecutivo de Cameron. El Primer Ministro británico, que considera que la legalización del matrimonio entre personas del mismo sexo haría de Reino Unido una sociedad más justa, está cada vez más cuestionado dentro de su partido por el sector más conservador.

 

 

 

Universogay

Anuncios