El responsable de la Comisión de Derechos Humanos en Brasil es un pastor evangélico homófobo

Una de sus primeras medidas de Marco Feliciano como responsable de la defensa de los Derechos Humanos en el país carioca, ha sido la de levantar la prohibición de tratar médicamente la homosexualidad, como si fuese un trastorno de la salud.

 

Cuando Marco Feliciano fue nombrado responsable de laComisión de Derechos Humanos, hubo un gran revuelo e indignación por parte de numerosos grupos sociales minoritarios. Ya en su momento, denunciaron que el control del principal mecanismo para la defensa de los derechos sociales pasaba a manos de unpastor cristiano evangélico que cree que los africanos trabajan bajo la “maldición de Noé”, que “los sentimientos sucios de los homosexuales conducen al odio, el crimen, el rechazo”, e incluso afirma que Dios mató a John Lennon por haber dicho que los Beatles eran más grandes.

Pero los intentos de los miles de activistas para impedir el nombramiento de Feliciano fueron en balde, y finalmente en el mes de marzo, el Congreso le encargó la dirección de la citada Comisión. Lejos de buscar un acercamiento a sus opositores, el pastor ha radicalizado más su discurso, afirmando que “por primera vez en la historia de Brasil, un pastor lleno del Espíritu Santo conquistó un espacio que hasta ayer estaba dominado por los satanistas”.

Y no hay más que ver una de sus primeras medidas al frente del cargo, para comprobar que no se queda solo en palabras, sino que tristemente las lleva a la práctica. Marco Feliciano ha apoyado una propuesta para levantar la prohibición de tratar la homosexualidad como un trastorno médico, abriendo el camino para una “cura gay”.

La reacción de los grupos que ya se mostraron en contra de su nombramiento, no se ha hecho esperar, y han vuelto a las calles cercanas al Congreso para manifestarse nuevamente en contra de las decisiones de Feliciano, exigiendo a los poderes públicos que lo releguen del cargo. La lucha va más allá del movimiento LGTB, se trata de una división patente en Brasil, de un lado los que quieren conseguir un país laico, y del otro, una nueva oleada de jóvenes ultrarreligiosos conservadores.

 

 

Universogay

Anuncios

PUES HACER TUS COMENTARIOS AQUÍ.

Por favor, inicia sesión con uno de estos métodos para publicar tu comentario:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s