El procurador general de Colombia, conocido opositor a los derechos LGTB, contra la ley antidiscriminación

Alejandro Ordoñez, procurador general de Colombia y cabeza del Ministerio Público, se ha posicionado a favor de la demanda de inconstitucionalidad planteada contra la ley antidiscriminación colombiana. Se da la circunstancia de que Ordoñez, como hemos recogido en diversas ocasiones, es un feroz opositor a la igualdad LGTB.

La ley 1482/2011, que protege contra la discriminación por razón de sexo, lengua, origen étnico, religión, orientación sexual e identidad de género, además de prohibir los grupos neonazis, ha sido demandada ante la Corte Constitucional de Colombia por el exsenador y abogado evangélico Víctor Velásquez. Los sectores religiosos se muestran especialmente irritados por el hecho de que se incluya a las minorías sexuales en los grupos protegidos, lo que dificultaría sus prédicas y manifestaciones contra los derechos LGTB. “Es de público conocimiento que los creyentes de la totalidad de las confesiones religiosas existentes en la República como son, entre otras, musulmanes, cristianos, tanto evangélicos como católicos, adventistas y judíos, entre otros, por las enseñanzas de sus libros sagrados, la homosexualidad, tanto femenina como masculina, así como la zoofilia o necrofilia, etc., se tienen como comportamientos reprochables y condenables”, argumenta la demanda, que agrega que “en este punto, hasta se prohíbe a los creyentes relacionarse con quienes tienen estas tendencias o gustos”. A partir de lo anterior, concluye que al penalizar por discriminar desde el punto de vista religioso el pleno derecho de la persona a su orientación sexual, se vulnera, tanto la libertad de religión, su derecho a propagar su fe, a enseñar y difundir sus pensamientos, tocando desde luego la libertad de expresión”.

El concepto desfavorable hacia la ley antidiscriminación emitido por Ordoñez da la razón al demandante y considera que la ley viola los derechos a la libre expresión y la libertad religiosa, afirma literalmente que “esta Vista Fiscal encuentra que no es una manera legítima, procedente y conducente de cumplir con el deber que tiene el Estado de garantizar la igualdad y proteger a los más débiles adoptar médidas de carácter penal con las que se pueda sancionar a quienes, por razón de sus convicciones religiosas, ideológicas o políticas, también protegidas constitucionalmente, de alguna forma hagan algún tipo de declaración o acto (…) por el solo hecho de que otro considera que esto suponga un acto de racismo o discriminación contra estos a partir de circunstancias que, en algunos casos, pueden ser invisibles, ignoradas o indemostrables, pues hacen parte del fuero interno de esa otra persona(s), grupo o comunidad, u obedecen a sus meras opciones personales, como suceden con la denominada ‘orientación sexual’ o con la ‘ideología política o filosófica’”.

Boda con sermón homofóbico y un pasado inquisidor

Un apunte sobre la figura de Ordoñez, que ilustra el carácter del personaje. A principios de febrero el procurador general aprovechó la ceremonia de matrimonio de su hija para invitar a las más altas personalidades de la política y la vida empresarial de Colombia. La misa, oficiada según establece el Concilio de Trento (en latín y de espaldas a los asistentes) se continuó de una serie de mensajes contrarios al matrimonio igualitario y los derechos sexuales y reproductivos, estos ya en castellano. La boda, en un acto político y de demostración de poder de Ordoñez, fue oficiada por monseñor Libardo Ramírez y apoyada por la alta jerarquía católica, la cual prestó cálices de oro que datan del siglo XVI.

Precisamente hace unos días se hacía pública una fotografía de hace más de 30 años, en la que aparece el que parece ser Ordoñez participando en una quema pública de material impreso. Se da la circunstancia de que el ahora procurador había sido acusado con anterioridad de forma parte de un grupo ultraconservador que organizaba quemas inquisitoriales de libros de filosofía, educación sexual e incluso ediciones protestantes de la Biblia que se encontraban en bibliotecas públicas. “Hay una serie de tergiversaciones, de caricaturizaciones de hechos ocurridos hace 38 años”, llegó a declarar Ordoñez en su momento. El procurador sí ha admitido, de hecho, haber participado junto a “varios compañeros de colegio y de barrio”en la quema de “unas revistas que nos parecían pornográficas”.

 

 

 

Dosmanzanas.com

Anuncios

PUES HACER TUS COMENTARIOS AQUÍ.

Por favor, inicia sesión con uno de estos métodos para publicar tu comentario:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s